lunes, junio 19, 2017

ESPIONAJE EN MÉXICO CONTRA PERIODISTAS Y LUCHADORES DE DERECHOS HUMANOS, NADA NUEVO BAJO EL SOL

Juan José Díaz Bermúdez




Oaxaca, México (Punto y Aparte).- La información difundida por The New York Times, en el sentido que periodistas y luchadores sociales, defensores de los derechos humanos y opositores al régimen en México, son espiados vía celular y demás dispositivos como. teléfonos celulares, Ipads, computadoras y tablets, no es nada nuevo bajo el sol, es una práctica tan antigua como el mismo sistema mismo.

En 2011  www.puntoyaparteoaxaca.com citó el tema de los BlackWater. que se liga profundamente a este tema, veamos el link de está información: http://www.puntoyaparteoaxaca.com/2011/08/desde-2006-los-black-waters-podrian.html 

El 9 de agosto de 2016, www.puntoyaparteoaxaca.com  publicó la compra de licencias de programas alemanes por parte del gobierno federal por medio de la Secretaría de Gobernación, y la Secretaría de Seguridad Pública, en ese entonces seria Tomás Cerón el indicado para promocionarlas entre los mandatarios, quién invitó a varios gobernadores entre ellos al de Oaxaca, entonces Gabino Cué Monteagudo, para que se adquirieran el software y sus licencias, que presuntamente permitieran el espionaje de líderes sociales, periodistas, defensores de los derechos humanos, y todo aquel que les pareciera sospechoso, a través de celulares, computadoras portátiles, computadoras de escritorio, Ipads, tabletas, en fin incluso las nuevas pantallas inteligentes que pudieran conectarse a Internet.

En aquella ocasión www.puntoyaparteoaxaca.com citó como fuente wikileaks, página en la que se denunciaba.

Veamos el link: http://www.puntoyaparteoaxaca.com/2016/08/gobierno-de-oaxaca-estaria-espiando.html

Nadie quiso percatarse o quizás en México somos tan malinchistas que le damos más crédito a lo que dicen medios extranjeros e ignoramos el periodismo que se produce en México.

Sin embargo a The New York Times se le olvidó decir como operan las células de escucha que espían a ciudadanos mexicanos.

Como antes ya lo dijimos, sería al parecer el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional, PGR, SEDENA, SEMAR y unidades locales de rastreo, seguimiento y vigilancia en diferentes estados entre ellos Oaxaca, quienes se encargarían de realizar supuestamente los monitoreos de los servicios (personas), y a diferencia de la guerra sucia que hubo en gobiernos anteriores, donde las unidades de "inteligencia" eran "fuerzas especiales",prácticamente la crema y nata de las corporaciones policíacas y militares, hoy las "cuevas" se concentran en los C-4 o los C-5 de los estados y son presuntamente operados por jóvenes en su mayoría que han pasado cerca de 7 exámenes de confianza, todos ellos diestros en el manejo de la computadora.

Los centros de escucha podrían ser considerados los más y mejores resguardados de las bunkers en los C-4 o C-5, y sus instalaciones son sofisticadas instaladas en su mayoría por empresas alemanas e israelitas, los mismos que vendieron los software, según trasciende sin que hasta hoy se compruebe.

Los seguimientos se dan a través de celulares y en este caso el programa FINFISHER, activaría cámara,micrófono, programas de texto del celular, de la tablet, la Ipad, la computadora portátil o de escritorio, así como televisión conectada a Internet para poder espiar sin que la víctima lo note, incluso estando apagado el dispositivo pueden seguir grabando audio y vídeo, según se considera en las expecificaciones.

Todas las corporaciones policíacas y militares tendrían este proyecto, también las policías de élite de los estados entre ellos el de Oaxaca.

Se distribuyen empleados de espionaje en diferentes horarios, los que espían por el día y en la noche dejan grabando al sistema, solo aquellos servicios donde existe una sospecha que sean potencialmente peligrosos, es de 24 horas al día, es lo que trasciende de quienes han servido en ese proyecto.

Por esa razón el gobierno federal y de los estados, presuntamente conocen la vida social, familiar y hasta íntima de un líder social, periodista, político o guerrillero.

En la historia los servicios se conocían como: "caídas", "servicio", "colgado", "caimán", "mecate", "spy","escuchas", y se colocaban en postes y micrófonos unidireccional, en teléfonos, o colocados en las casas. O los micrófonos de Frecuencia Modulada, que podían ser colocados a distancia de hasta 10 metros para escuchar, aunque estos eran peligrosos porque interferían con las televisiones, radios y producían un zumbido cuando se les acercaba algún instrumento que produjera estática.

Hoy las escuchas son más sofisticadas, se hacen a través de Software.

No hay nada nuevo bajo el sol ni el The New York Times descubrió el hilo negro. Hoy como ayer al parecer a los gobiernos de cualquier partido, les interesa demasiado saber que pasa tras la puerta de algún líder social, un periodista o sus contrincantes políticos. 

El interés es conocer porque La Verdad Os Hará Libres y sobre todo en donde está el punto débil de todos y cada uno.