jueves, mayo 27, 2021

CIA VA POR CÁRTELES DEL NARCO A QUIENES CLASIFICARÁ COMO GRUPOS TERRORISTAS

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis 


                             William Joseph Burns


La visita del director de la Central de Inteligencia Americana (CIA) William J. Burns no obedeció a una supervisión de campo en el marco de la visita de la señora Kamala Harris Vicepresidenta de los Estados Unidos, nada tiene que ver la Compañía en esos protocolos, ese tema sería competencia del Servicio Secreto. Sin embargo todo apunta a una visita nada agradable para funcionarios y el propio Andrés Manuel López Obrador, ya que la CIA está interesada en intervenir para clasificar a los grupos del narcotráfico como terroristas e incluir a México y a sus autoridades dentro de la lista negra que impediría incluso relaciones comerciales y diplomáticas con el país del norte.

Todo indica que el paraíso que significaba México a la llegada de López Obrador para los narcotraficantes terminó, y según lo que comenzó a trascender apunta a un ultimátum que los norteamericanos han impuesto a las autoridades federales que se han visto omisas incluso cómplices de los grupos del crimen organizado.

Estados Unidos maneja una lista de funcionarios en todo el país, de todos los partidos políticos, que serían parte de las estructuras del narcotráfico, y parte de la estrategia impulsada por Estados Unidos sería la de desenmascarar a todos los políticos incluidos en las listas de “supervivencia” que los cárteles manejan con pagos mensuales para poder operar en todo el país, se habla también de altas esferas y en todos los estados de México.

El director de la CIA no vino a pactar ni a participar, tiene la encomienda del Biden Presidente de los Estados Unidos de advertir, a eso llegó de improviso Burns, a comprometer a López Obrador para que coopere, dadas las circunstancias de su actuar tibio y cómplice, omiso ante el crecimiento y robustecimiento de los cárteles en todo México.

Llama la atención que la declaratoria de grupos terroristas por parte de los Estados Unidos pudiera darse antes de las elecciones, lo que sería un detonante de violencia por parte de los narcotraficantes.

La CIA aportó durante esta visita no solo informes reales de inteligencia, también los cómplices que existen en la SEDENA para fortalecer de armas a los grupos del narcotráfico que operan.

El uso del explosivo C-4 en Jalisco, Michoacán y Chihuahua, colocó a los narcotraficantes mexicanos en la mira de la CIA, debido al uso de este explosivo, que estaría siendo suministrado por grupos extremistas del Medio Oriente, en los que estaría destacando ISIS, archi enemigo de los norteamericanos.

El uso de este explosivo en drones método usado por ISIS, dejó entrever que grupos armados del crimen como Cartel Jalisco Nueva Generación, no solo trascendió fronteras, además opera en México con entrenamiento de miembros de ISIS que está formado por yihadistas de diferentes naciones.

Para Estados Unidos la lucha en contra de grupos terroristas es fundamental y por esta razón la propia CIA luego de declarar terroristas a estos grupos, enfrentaría a todos los funcionarios implicados con estas organizaciones.

Antes de actuar se platicó, se valoró, para evitar mayores daños al gobierno de López Obrador, quien ha sido cómplice por omisión de estas organizaciones.

Lo bueno sería que el gobierno federal actuara, el tiempo en el reloj se marcó, entenderá Andrés Manuel que es imperativo actuar o seguirá solapando el actuar de grupos del narcotráfico.

Lo cierto es que la CIA si va ha actuar, las consecuencias en caso de declarar grupos terroristas a los narcotraficantes, el país sufrirá las consecuencias, económicas, militares, políticas y de cooperación por parte de Estados Unidos.