miércoles, febrero 05, 2020

LOS CRÍMENES DE JOSÉ JUAN FLORES GUZMÁN, INTEGRANTE DEL CPC

La impunidad cubre a José Juan Flores Guzmán, el integrante del Comité de Participación Ciudadana de Oaxaca, se encuentra siendo investigado por diversos delitos. 






Conforme a la carpeta de investigación 39591/C.O.D.D.I/OAXACA/2019 el ciudadano que debería de ser integro y honrado por ser parte del Comité de Participación Ciudadana, se encuentra siendo investigado por el delito de retención de un automóvil de una empresa. 

El integrante del Comité de Participación Ciudadana  pretende salir impune de dicha carpeta de investigación, devolviendo una camioneta de lujo que le fue entregada de agencia y que ahora, pretende dejar en custodia de la Fiscalía, sin pagar los daños y perjuicios que resultaron por la detentación de la misma y sumando los gastos realizados por la empresa para poder conseguir que el imputado en la presente causa regresara dicho automóvil. 

Un criminal presidirá el Sistema Estatal de Combate a la Corrupción.

Como reveló Punto y Aparte Oaxaca, el integrante del Comité de Participación Ciudadana se encuentra como imputado en por lo menos otras dos causas penales, ademas de  la número 39591/C.O.D.D.I/OAXACA/2019 .

EL PAYASO CRIMINAL DE LA CORRUPCIÓN.

El combate a la corrupción está en manos de un criminal, solamente a una persona que no sabe diferenciar en la conducta cívica que se debe de realizar en una sociedad, comete este tipo de actitudes contrarias completamente a derecho. José Juan Flores Guzmán cometió los delitos que afectaron a empresas, a trabajadores y por lo tanto a sus familias y las cuales se pueden verificar en la carpeta 39591/C.O.D.D.I/OAXACA/2019. 



Flores Guzmán integrante del Comité de Participación Ciudadana, al realizar sus conductas delictivas no se detuvo a pensar que sus acciones pudieron dejar en la calle a trabajadores y familias de estos, pensó que abusar de la confianza de una empresa constructora provocando un detenimiento por más de 2 millones de pesos, no afectaría a familias Oaxaqueñas. 

De esta manera, se pretende en Oaxaca combatir a la corrupción, con una persona deshonesta, sin profesionalismo y criminal. El Sistema Estatal de Combate a la Corrupción en el Estado de Oaxaca, está secuestrado por la impunidad, ya que a pesar de existir un compendio de denuncias en contra Flores Guzmán, el Comité Coordinador, Comité de Participación Ciudadana y la propia Comisión de Vigilancia del SECCO del Congreso del Estado de Oaxaca, no han dado algún posicionamiento al respecto, ya que la gravedad de esto es trascedente, el solo hecho de que una persona con antecedentes penales esté dentro del Sistema Anticorrupción es sorprendente y completamente ilegal, sin embargo, la posibilidad de que este sujeto criminal, llegue en su momento a presidir es extraordinariamente contradictorio. 

José Juan Flores Guzmán, de profesión Contador Público, debe de resarcir completamente el daño ocasionado, la reparación integral del daño a la víctima es un derecho constitucional, por lo que la sola devolución del vehículo no es suficiente, el imputado debe de resarcir en su momento los daños y costas ocasionados a la víctima del delito dentro de la carpeta de investigación número 39591/C.O.D.D.I/OAXACA/2019  y en un sistema democrático de derecho es la verdad única. 

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca, no debe prestarse a solapar la impunidad de un criminal como lo es José Juan Flores Guzmán, quien cuenta ademas con otras denuncias.

Alejandro Murat no debe de permitir que la impunidad reine en
el Sistema Estatal de Combate a la Corrupción.