martes, noviembre 08, 2016

¿Qué está pasando con Samsung? Ahora explota un Galaxy J5

El pasado domingo, una mujer francesa, Lamya Bouyirdane, reportó que su smartphone Samsung Galaxy J5 estalló en llamas.

Al parecer los esfuerzos de Samsung por querer reivindicar su imagen han sido en vano, pues no bastó con el escándalo de los dispositivos Note 7 y sus baterías explosivas o con los recientes reportes que señalan graves lesiones en los consumidores debido a las fallas técnicas de las lavadoras fabricadas por la compañía.

Y ahora, podría ser que el Galaxy J5 también supondría riesgos altos para sus usuarios. Bouyirdane mencionó que durante una reunión familiar, le pidió a su hijo que le pasara el smartphone cuando justo se percató de que éste estaba muy caliente. Señaló que arrojó el teléfono al ver que el dispositivo estaba “hinchado” y sacando humo.

“Entré en pánico cuando vi el humo y tuve el reflejo de arrojarlo”, declaró la mujer francesa a The Associated Press, quien también comentó que compró el teléfono nuevo el pasado mes de junio en un sitio web que ofrece descuentos, por lo que está contemplando demandar a Samsung. Sin embargo, la compañía no ha dado declaraciones al respecto, ni ha respondido correos electrónicos de The Associated Press.



De igual manera, Bouyirdane aseguró que su dispositivo siempre fue cargado con accesorios originales de Samsung, es decir, no utilizó ninguna otra marca genérica que pudiera provocar fallas en la batería.

William Stofega, analista de mercado de telefonía móvil, dijo que lo más seguro es que el incidente en Francia sea un hecho aislado, pues ese modelo de teléfono ha estado en el mercado durante varios meses y es el primer reporte de un incendio de batería del que se tiene conocimiento.

También mencionó que los problemas que involucran a las baterías de iones de litio usadas, no sólo en smartphones sino también en computadoras portátiles, han existido durante años y que en realidad son los defectos de manufactura los que ocasionan cortocircuitos.

Samsung ya se enfrenta a miles de millones de dólares en daños por el fiasco de su Galaxy Note 7, de los cuales ya ha retirado del mercado más de 2.5 millones de dispositivos.

La compañía lanzó el Galaxy J5 en el transcurso de este año como un dispositivo móvil de gama media. Las evaluaciones y revisiones del celular fueron en su mayoría positivas, pues incluso se destacaba que el J5 es uno de los smartphones más resistentes de Samsung en ese rango de precios.

Sin lugar a dudas, Samsung tiene mucho trabajo por delante si es que quiere seguir siendo una marca de renombre a nivel internacional, pues después de tantos problemas con sus productos, debe tranquilizar a sus consumidores sobre la credibilidad de la marca.

Hasta ahora se desconoce si la explosión del Galaxy J5 se limita a un sólo incidente o es un problema generalizado. Tampoco está claro si el incidente se debió a una cuestión con la batería como en el caso del Galaxy Note 7, o fue por otra razón.

Fuente: Uno Cero