lunes, agosto 31, 2015

SEGURO POPULAR ENFRENTA LA PEOR DE SUS CRISIS; NO TIENE RECURSOS

Jorge Morales Hernández

Rogelio Hernández Cázares hundió 
al Seguro Popular y lo dejó sin dinero

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Según los trabajadores del Seguro Popular en Oaxaca, la institución enfrenta la peor de sus crisis, para el mes de Septiembre, no tiene suficientes recursos para terminar el año; y los hospitales, centros de salud y clínicas, no cuentan con suficiente material hospitalario y medicina, lo que agravará la situación. Los empleados hacen responsable de esa situación a Rogelio Hernández Cázares, tras considerar que falló como administrador y ha demostrado ineptitud, los empleados compararon la administración de Salvador Monroy Rodríguez, lamentando la llegada de Hernández Cázares, debido a que este personaje terminó con la convivencia sana que existía en ese centro de trabajo, trayendo con él, prácticas deshonestas, tal como intentó hacerlo en el Monte de Piedad, donde intentó privatizar esa institución de ayuda a los pobres.

Los empleados quienes dijeron estar cansados de la administración actual en el Seguro Popular, denunciaron la falta de seriedad administrativa que existe, la llegada del actual director propició según dijeron, preferencias a los empleados que el mismo llevó y rechazo a los trabajadores de base y de confianza que no forman parte del equipo del norteño.

Tan es así argumentaron, que las fricciones entre los sindicalizados y el mismo director aumentan todos los días.

Rogelio Hernández Cázares insiste en creer manifestaron los empleados, que llegó a una empresa y no a una oficina de gobierno que está diseñada para servir a quienes menos tienen, niega medicinas que se encuentra en el cuadro básico y que en ocasiones no las surten ni los centros de salud ni los hospitales, las niega argumentaron porque sabe que los recursos faltan y faltan agregaron, porque ya no hay recursos para cubrir la compra de medicinas, mucho menos adquirirlas a terceros.

El Seguro Popular es un caos manifestaron los trabajadores,  la institución cayó en manos de un funcionario como Hernández Cázares, que fracasó por desconocimiento del estado al que llegó, es un saqueo indiscriminado y por si fuera poco dijeron, el racismo, la discriminación, el elitismo y la corrupción son la muestra clara que el originario de Monterrey fracasó en Oaxaca.