martes, noviembre 05, 2013

MIGRACIÓN EN OAXACA REALIZA CACERIAS HUMANAS NOCTURNAS CONTRA MIGRANTES

Adriana Rodríguez García


José Guzmán Santos delegado del INM


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Migrantes de Honduras y el Salvador, denunciaron malos tratos por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración, respaldados por el delegado del INM, José Guzmán Santos, el cual a pesar de las quejas internacionales que existen en esa materia y sobre todo en Oaxaca, el funcionario en mención considerá que  meterá siempre las manos por sus elementos, aún cuando conoce de la violación a los derechos humanos que se cometen contra los migrantes. Jamás aceptó ni negó que sus elementos realicen cacerías humanas nocturnas a pesar de las evidencias que las víctimas han denunciado, precisó Nelsón García activista por los derechos humanos.

A la llegada de José Guzmán Santos los elementos de migración iniciaron  cacerías humanas nocturnas a decir de Nelson García, integrante de la Organización Todos Somos Hermanos, el cual manifestó que la persecución de las personas que cruzan el país se intensifico, sobre todo en Oaxaca, claro aclaró, se aminoran cuando Alejandro Solalinde interpone quejas públicas, pero siempre es el mismo procedimiento. Ahora el Instituto Nacional de Migración, persigue y ubica a los extranjeros hasta detenerlos, sometiéndolos a vejaciones y violaciones a sus derechos humanos, con las mujeres en ocasiones se sobre pasan.   

Nelson García evidencio la labor de los agentes y del propio delegado José Guzmán Santos, ya que una cara muestran en público y otra en lo privado, pues  existen ocasiones que llegan a proponer la libertad de indocumentados mediante el pago de cuotas que van de los mil a los 2 mil dólares, cuando no más, si está de por medio una jovencita o niños.

Sus oficinas en Oaxaca según destaca el denunciante son inpenetrables, ya que el delegado de migración, José Guzmán Santos, nunca recibe a nadie porque no está dentro de su política tener trato con el público, sin embargo a pesar de las denuncias y la violación a los derechos humanos, nunca ha intervenido ni intervendrá porque para el como lo ha dicho, primero está la palabra de los agentes que la que se digan los que son violentados en sus derechos humanos, a pesar que en las cacerías que ordena, se baja a las familias de los autobuses y en la madrugada con las luces de las lamparas en la cara los obligan a cantar el himno nacional y a contar la historia de México, eso es violar los derechos humanos pero nadie hace nada.

Por otro lado se han dedicado a recorrer incluso domicilios particulares y sin orden de allanamiento ingresan a los hogares buscando indocumentados, esta denuncia ha sido reiterada en el Istmo de Tehuantepec y a pesar de ello el delegado persiste en el puesto y los agentes inamovibles.