lunes, abril 16, 2012

¿QUIÉN LUCHARÁ POR LA UABJO?

Juan José Díaz Bermúdez

Maestro Rafael Torres Valdez

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- La Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca vive uno de sus mejores momentos. La excelencia académica se ha venido afianzando, con paso firme, sin embargo intereses ajenos han frenado un avance seguro, por lo que se plantea que el próximo rector o rectora, continúe con el proyecto que dejará Rafael Torres Valdez.



El maestro en arquitectura, Rafael Torres Valdez, ha hecho mucho con poco. Rodeado de grupos de interés, su única salvación ha sido su actual Secretaria particular, Olivia Ibáñez Cáceres, una joven profesionista que ha soportado las agresiones, calumnias y difamación de los cobardes y misóginos que no faltan en los anales de la historia. Son aquellos que se regodean en su ignorancia y dijera Freud, su relación con sus madres se vio deteriorada en algún momento de su vida, por tal razón ese odio que descargan contra toda mujer que se supera, avanza y consolida como una profesional como lo ha hecho la maestra Olivia Ibáñez, los demuestra como tales.


La UABJO es sin duda una de las universidades más grandes del estado de Oaxaca, pero es hasta esta administración que consolida su lugar en la historia, que despierta del letargo y empuja de una manera acelerante, de tal modo que hoy podemos ver enormes oportunidades para los hijos del obrero y el campesino. Becas que han sido presentadas como una opción a la carga que llevan los padres de familia y que han sido arrancadas de las manos del gobierno federal por la administración del rector Torres.


Los intereses ajenos de los que hablamos, son eso precisamente, bruscos y lastimeros intentos de los enemigos de la educación pública, por dejar que instituciones como la UABJO se consoliden. ¿A que intereses representan esos canallas? Son los emisarios del arranciado proyecto conservador que no cesa en su afán por destruir cualquier opción para la clase proletaria, que no dejan de mostrar rencor y buscan encasillar a los hijos del pueblo en su interés por educarse, más aún cuando la UABJO es la cuna del liberalismo, archi enemigo de los conservadores clericales.


La búsqueda de privatizar la educación no ha sido de hoy, pero es hasta nuestro tiempo cuando los conservadores y sus sirvientes incrustados en los grupos de poder en la UABJO, que usan a porros y malvivientes para denostar, agredir y provocar el atraso de una institución que gime de dolor en cada paro y huelga. Los mismos trabajadores que suponemos viven de la Universidad pública, afilan sus uñas para arañar a la Alma Mather, para destruir lo poco que se ha conseguido y con ello provocar el deterioro de la institución.


¿Donde están aquellos que han surgido de sus aulas?, ¿donde encontraremos a quienes en buena lid, luchen y desnuden sus almas sin intereses económicos y políticos por defender una institución que ha sido semillero de hombres y mujeres capaces?


Hasta cuando los verdaderos estudiantes permitirán que grupos ajenos a la Universidad decidan por ellos. Quién se levantará por la UABJO, quién valiente esgrimirá la razón y la justicia por encontrar mejores condiciones para una institución que sigue y seguirá deteriorada si no la libran de los enemigos que desde dentro la destruyen, ofenden y evidencian.


La lucha tiene que ser de todos, estudiantes y padres de familia unidos como ayer, para librar a la UABJO de los grupos que insisten en mantener a la Alma Mather como una industria de aviadores y sinvergüenzas. La Universidad pública no puede más, no debe regresar a sus aulas la mediocridad y el porrismo. No debe mantenerse dentro de sus muros a quienes intentan vulnerar la autonomía con grupos de poder que sirven a partidos políticos y gobernantes.


La opción la tiene el alumno consciente que no debe rendirse ni venderse. Hoy el tiempo es de la UABJO, librar a la máxima casa de estudios de sus verdugos conservadores, es un reto para todos los estudiantes y padres de familia.