lunes, diciembre 19, 2011

¿LA GUERRILLA MEXICANA HABRÍA PERDIDO A UNO DE SUS FUNDADORES?

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis




Oaxaca, México (Punto y Aparte).- El silencio que el Ejército Popular Revolucionario(EPR) mantiene, abre especulaciones sobre la existencia de una cacería permanente por parte del Estado mexicano, donde estarían participando miembros de fuerzas especiales extranjeras expertos en contra insurgencia, los cuales habrían estado a punto de detener y ejecutar a dirigentes del Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR) y Comandancia General del Ejército Popular Revolucionario (CG- EPR). En estás hipótesis que podrían ser incluso parte de la guerra sucia en contra de grupos insurgentes por parte del gobierno federal, ha trascendido la posible muerte de Tiburcio Cruz Sánchez, presunto Comandante General del EPR y el cual habría muerto como resultado de un padecimiento natural que lo aquejaba. Este rumor tal vez difundido por las agencias de inteligencia militar, estaría diseminándose de tal forma que se robustece creando un vacio entre las organizaciones guerrilleras las cuales se encuentran en un compas de espera.


La supuesta muerte de Tiburcio Cruz Sánchez, hermano de Gabriel Alberto Cruz Sánchez, uno de los detenidos- desaparecidos aquel 25 de mayo de 2007 en Oaxaca, habría provocado en el EPR una reestructuración y la convocatoria a un Congreso para elegir al nuevo Comandante General que tiene que recaer en una persona con experiencia. Sin embargo ninguna versión para confirmar el supuesto deceso por parte de los grupos armados ha surgido, lo que hace crecer la versión que el Comandante fundador del EPR, ex integrante del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo ( PROCUP), pudo haber muerto.


Tiburcio Cruz Sánchez inició su participación política en 1968. Luego de la represión contra estudiantes en México por parte del Estado mexicano, el ahora considerado como el Comandante General del grupo guerrillero Ejército Popular Revolucionario, busco la clandestinidad al fundar junto con los hermanos Canseco Ruiz y Cortés Gutiérrez el PROCUP. Se casó con la también guerrillera Florencia Elodia Canseco Ruiz según fuentes gubernamentales.


Tiburcio Cruz Sánchez que tendrá una edad de 65 años de edad. Según datos extraoficiales que no han sido confirmados, tiene un padecimiento renal terminal que lo mantiene postrado. Desde noviembre de 2010, se consideró que Tiburcio Cruz Sánchez había muerto, sin embargo las acciones de propaganda revolucionaria que el grupo guerrillero EPR llevó a cabo, hizo pensar que la supuesta muerte del Comandante General del EPR, había sido manejada por el propio Estado mexicano para medir las fuerzas del grupo guerrillero.


Sin embargo la falta de acción que el EPR ha llevado a cabo, deja entrever que no existen condiciones para que este grupo armado realice actividad revolucionaria en zonas plenamente identificadas, lo que presupone que podrían encontrarse en repliegue táctico o no hay una dirigencia que les permita accionar de manera disciplinada. No hay que perder de vista que el EPR se ha mantenido como un grupo guerrillero líder, debido a la inexpugnable de su clandestinidad, ya que existe por parte de todos sus miembros una disciplina increíble que los hace ser impenetrables, salvo el caso de los dos comandantes detenidos-desparecidos en mayo del 2007 en Oaxaca, los cuales habrían sido entregados por personas que conocieron de sus movimientos y que habrían estado al interior de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.


A raíz de la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, el estado de alerta por parte de los guerrilleros se extremó y se cambiaron no solo casas de seguridad, además identidades y el financiamiento, provocándose que todo el control y acciones reincidieran en el Comandante General, que habría sido Tiburcio Cruz Sánchez, de tal modo que ni los comandantes de zona podrían tener la decisión de movilizar columnas y células para llevar a cabo ataques o acciones de propaganda, sin el consentimiento del Comité General del PDPR y la Comandancia General del EPR. Lo anterior generó que dicho grupo armado tuviera una de las disciplinas más cerradas que se hayan conocido en los últimos años y hasta el momento opere con candados de seguridad extremos en la clandestinidad.


Por tal razón no se hace raro, que de haber presuntamente muerto Tiburcio Cruz Sánchez, en estos momentos el EPR se encuentre en la clandestinidad, reagrupándose, replegado para llevar tal vez acciones posteriores, cuando se elija al sucesor del Comandante General, que en este caso sería su esposa Florencia Elodia Canseco Ruiz.