domingo, septiembre 20, 2020

COBAO CONTRATÓ DIRECTAMENTE A "FACTURERA".

21 de septiembre de 2020.

Sandra Abigail Méndez Ordaz.

El titular del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca (COBAO), realizó´una contratación bajo ADJUDICACIÓN DIRECTA en el año 2019, a empresa que fue catalogada por el SAT, como empresa fantasma.

Contratista de empresas fantasmas 

Rodrigo Gonzales Ilescas, se suma a las dependencias y entidades que contratan con empresas que han sido catalogadas por el Servicio de Administración Tributaria, compartiendo lugar con la Comisión de Vivienda y otras más que han sido exhibidas por su mal manejo de los recursos públicos destinados a contrataciones. 

A través del contrato COBAO/DAF/SER/MMTO.ANDADORES.PL01.11/058/2019, contrató el "servicio y mantenimiento" de los andadores de acceso a los planteles del COBAO, Pueblo Nuevo y Ejutla. Dicha información consta en la Plataforma Nacional de Transparencia, sin embargo los contratos no están disponibles para descarga.


El contrató fue adjudicado directamente a favor de la empresa denominada Edificaciones Hala Ken S.A DE C.V, empresa "constructora" que fue incluida por el SAT en el listado global de empresas que recaen en el supuesto que establece el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación. 

En 2020, la empresa en mención fue declarada como empresa fantasma, por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a través del oficio 500-44-00-00-00-2020-02808, del 24 de marzo de 2020, fue declarada como presunta empresa.


De esta manera, el COBAO a cargo de Rodrigo González Ilescas, tuvo un universo de empresas legalmente constituidas para adjudicarles directamente dicho contrato, sin embargo decidieron contratar a la empresa que contaba con investigaciones por el SAT y de la cual detectó irregularidades dentro de sus operaciones. 

Según trabajadores del COBAO, aseguran que el contrato no fue realizado por ninguna empresa, y que los propios trabajadores y alumnos fueron los que realizaron dicha labor, por lo que les sorprende que ahora exista un contrato en donde ellos trabajaron, por el cariño a la institución.