lunes, junio 08, 2020

EPR VIGENTE Y ACTUANDO

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis





Para quienes pensaban que el Ejército Popular Revolucionario(EPR) había desaparecido podemos asegurar que el grupo guerrillero se fortaleció tras el repliegue del 2007, cuando fueron desaparecidos Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

La dirigencia del Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR) y la comandancia general del EPR, decidieron replegar fuerzas sin desmantelar células, al contrario se extremó la seguridad de la clandestinidad previendo como revolucionarios estar infiltrados a raíz de la lucha popular-magisterial del 2006 en Oaxaca.

Las células fueron mezcladas y en algunas ocasiones se procedió a construir nuevos centros de trabajo revolucionario, dando opciones a diferentes trincheras en sindicatos, comunidades, mercados, barrios, colonias, medios de comunicación, universidades privadas y públicas así como organizaciones de la sociedad civil.

Podría decirse que el EPR teniendo una dirigencia joven sin perder el mando de los revolucionarios fundadores, optó por trincheras en las que aunque tenía presencia no se había  consolidado entre los estudiantes y jóvenes, organizaciones de mujeres e incluso entre obreros de maquiladoras que hoy tienen y optan por la ideología revolucionaria como una opción para exigir y plantear opciones de organización.

EPR sin duda se ha consolidado en Oaxaca,Guerrero,Veracruz,Chiapas, Tabasco,Michoacán,Guadalajara,Estado de México,Ciudad de México, Morelos,Guanajuato,Chihuahua,Tijuana,Sinaloa, lo que advierte que inteligencia militar se equivocó y lo que habían analizado que por la desaparición de dos comandantes en 2006 en Oaxaca provocaría desbandada y caos,derivó en un fortalecimiento y en una construcción revolucionaria de la organización guerrillera.

EPR con nuevos líderes consolidó y optó por sumarse a la sociedad y crear barricadas revolucionarias,que permitan el pensamiento libre para erradicar la delincuencia política desde el interior de sindicatos corruptos que en México existen y promover la emancipación de los trabajadores.

Al existir condiciones por la enorme brecha de justicia social lo han logrado y hoy en 2020 puede decirse que la guerrilla en México surge entre los jóvenes que han decidido sumarse, algunos con más o menos participación, lo que define al final una consolidación del grupo guerrillero.