viernes, octubre 18, 2019

¿EN MÉXICO NARCO ESTADO O ESTADO FALLIDO?

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis 



La polémica que generó la incursión del grupo armado Cartel de Sinaloa en Culiacán, pone sobre la mesa la  discusión si vivimos en México un narco Estado o un Estado fallido.
Hasta antes de los sucesos de Culiacán tan vergonzosos para la SEDENA, SEMAR, Policía Federal y la propia presidencia de la república, podría considerarse un Estado fallido donde no se garantizaban los derechos humanos y la garantías constitucionales de los habitantes de nuestro país. 
Sin embargo al poner en libertad a Ovidio Guzmán López después de capturarlo en operativo conjunto, entre SEDENA, Guardia Nacional,Policía Federal, CISEN y la DEA, deja en claro que Andrés Manuel López Obrador tiene que aclarar por salud política y moral su estrecha ralación con la familia de El Chapo y por supuesto el Cartel de Sinaloa.
Tenemos en México una caricatura de Presidente.
En análisis que arroja esta penosa situación para el gobierno populista de López Obrador tiene contrariedades que obligan a citar situaciones de operación y logística.
¿Porqué abrir frentes de fuego diversos?
Porqué detener a Ovidio y a Archivaldo Guzmán López, cuando el enemigo a vencer a nivel nacional en materia de narcotráfico es el Cartel Jalisco Nueva   Generación, quien está dando  batalla al Estado Mexicano.
Alguien se equivocó por presiones de Estados Unidos; quien fue: ¿López Obrador o Alfonso Durazo? 
¿Existe  un convenio para no atacar a sus líderes?
López Obrador siempre ha tenido acercamiento con la familia de El Chapo, recordemos que la madre del narcotraficante pidió a la presidencia intervenir para que le fuera otorgada visa humanitaria y en su carta llamó a AMLO de ser hermano en Cristo, por tal razón le pedía intervenir.
Pero si eso es irrelevante, consideramos
que hasta hace unas horas el Cartel de Sinaloa era intocable por parte del Estado y seguirá siéndolo partiendo de que tras ser detenido Ovidio fue puesto en libertad a pesar de existir elementos de SEDENA y la Guardia Nacional muertos en combate.
La guerra no convencional que existe en México obliga a recapitular a quien se dice Presidente, para implementar nueva estrategia y priorizar la integridad y seguridad de los mexicanos.
De nada sirve presupuestos de miles de millones de pesos para SEDENA.SEMAR, CISEN,POLICÍAS FEDERALES,ESTATALES Y MUNICIPALES, si la población está indefensa ante el crimen organizado.
López Obrador debe subrayar estrategias y destacar una política de cero tolerancia a quien rompa el Estado de Derecho.
Podría ser considerado el gobierno de López Obrador como un narco estado por la indecisión con la que se actúa contra el crimen.
Están los mexicanos en estado de indefensión, y un Estado fallido no está lejos de configurarse por la falta de orden constitucional en la que se desenvuelven los habitantes de este país todos los días.
El gobierno de la auto denominada Cuarta Transformación en menos de un año rompió el molde y se ganó el calificativo del peor de los últimos sexenios.