lunes, septiembre 18, 2017

ENCUBRE FISCALÍA Y SECCIÓN XXII-CNTE, POLVORÍN CLANDESTINO

Jesús García Castillejos



Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Fiscalía General del Estado y la Sección XXII encubren presunto polvorín clandestino que explotó la madrugada del sábado 16 de Septiembre, en la casa marcada con el número 22, manzana 16 de la calle 7, del Fraccionamiento El Rosario.
Alrededor de las 5:40 de la mañana del sábado 16 de Septiembre, varios estruendos y gritos de auxilio despertaron al vecindario, la casa que habita la profesora, integrante de la Sección XXII-CNTE, Linyú Reyes, ardía en llamas; el panorama era devastador, luego de registrarse varias explosiones. 


En el lugar se supo más tarde se fabricaban petardos, ruedas catarinas y se vendía al mejor postor toda clase de  juegos pirotécnicos.
Era presuntamente un polvorín clandestino al servicio de la Sección XXII. 
Ha trascendido que desde ese lugar pudieron haber sido fabricados petardos y cuetes usados por los grupos de choque que utiliza esa agrupación violenta.

Lo anterior se desprende luego que en la madrugada del domingo 17 de Septiembre, integrantes de la Sección XXII-CNTE-APPO, trataron de rescatar la casa que se encontraba bajo resguardo de la policía estatal tras la explosión, motivo por el cual los uniformados pidieron refuerzos para impedir que los agresivos miembros de la CNTE, se apoderaran del inmueble.
Meses atrás vecinos al lugar del siniestro, habían denunciado al municipio de San Sebastián Tutla, así como a Protección Civil, que diariamente observaban que del lugar salían personas con ruedas catarinas y rollos de petardos, los cuales eran vendidos de forma impune.
Hoy se explican los denunciantes, del porque las autoridades jamás actuaron; se encontraban amenazados por la Sección XXII, a pesar de que el presunto polvorín clandestino está en una zona habitacional de interés social, rodeado de casas donde habitan familias enteras que estuvieron a punto de morir durante las explosiones registradas.


La Fiscalía de forma oscura, no realizó de inmediato el peritaje y dejó hasta el lunes 18 las diligencias, con el objetivo de pactar con la Sección XXII- CNTE, la entrega del inmueble, a pesar de existir evidencias físicas y denuncias de los vecinos de  que en el lugar se fabricaban petardos, entre otros juegos pirotécnicos, sin tener el permiso correspondiente por parte de la SEDENA.
La Fiscalía General de Oaxaca, encubre a profesora integrante de la Sección XXII, que en su propio hogar tenía un polvorín clandestino, poniendo en peligro de muerte a sus vecinos.
De forma impune les fue entregado el inmueble sin que haya hasta el momento persona alguna detenida.
A pesar de la magnitud de las explosiones y de la conflagración, el fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, no ha informado nada de los resultados de la investigación, volviéndose cómplice acusan los vecinos, de la Sección XXII, al proteger el polvorín, donde presuntamente se fabricaban cuetes y petardos, usados por esos grupos para atacar a la policía de Oaxaca y federal.
La impunidad de la Sección XXII-CNTE, llega a extremos, debido a que la Fiscalía no ha actuado y entregó el inmueble a familiares y profesores, sin resguardar el lugar, a pesar de que hubo cinco heridos, dos de ellos de gravedad.