jueves, agosto 24, 2017

EL CARTEL DE LOS ROJOS ¿ESCISIÓN DEL EPR?

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis 



Oaxaca, México (Punto y Aparte) Tras la escisión sufrida en 1997 al interior del Ejército Popular Revolucionario, una ruptura que ocasionó la formación de dos agrupaciones; los que serían conocidos como Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente(ERPI) y otro grupo liderado por El Comandante Lázaro que al final en 1998 forman lo que hoy conocemos como Los Rojos. 
En un principio el ERPI los combatió al considerar que eran ex compañeros que habían confundido el camino de la lucha armada. Sin embargo el EPR fue más contundente al considerar que "habría revolucionarios que habían traicionado la lucha".
Los Rojos se fortalecen en la clandestinidad y operan a mediados del 2000, desde el interior de la normal de Ayotzinapa.
En un principio su lucha armada revolucionaria la combinaban con la siembra de marihuana, en el 2011 Los Rojos comienzan a pelear el territorio con Guerreros Unidos y Los Ardillos por la siembra de Amapola y distribución de Heroina hacia Estados Unidos, Europa y parte de Asia.
Los Rojos no sólo enfrentan a cárteles como el de los Beltrán Leyva, también a células guerrilleras del Ejército Popular Revolucionario, Tendencia Democrática Revolucionaria y México Bárbaro.
La narco guerrilla de Los Rojos fortalece sus tentáculos al convertirse en una organización económicamente solvente lo que le permite contratar a elementos y sicarios, obteniendo impunidad al cobijarse en organizaciones como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y los Comités Populares de la normal de Ayotzinapa.
Las carpetas de investigación permiten conocer las presuntas acciones coordinadas entre Los Rojos y estudiantes de Ayotzinapa, trabajando en común acuerdo de modo tal que los bloqueos y manifestaciones, servían para ocultar el paso de heroina en camiones que los normalistas usaban y que no podían ser revisados por las diversas corporaciones policiacas, ejército y marina.
Hoy se conoce que varios de los embarques de droga altamente cotizada en Estados Unidos, fueron transportados en autobuses en ocasiones usados por los normalistas e incluso la CNTE.
Los Rojos tienen bases sociales de operación en comunidades indígenas, se entrenan en la montaña de Guerrero en tácticas de Guerra de Guerrillas y usan uniformes irregulares idénticos al EPR. 
Las comunidades indígenas consideran a Los Rojos como parte de los propios grupos autóctonos y según trasciende en los pueblos servirían para luchar en contra de grupos como Los Guerreros Unidos, El Tekilero, Los Ardillos, que hostigan a las comunidades a través de la violencia.