jueves, marzo 09, 2017

WikiLeaks publica documentos que revelan cómo la CIA interviene teléfonos y computadoras

WASHINGTON — WikiLeaks publicó miles de documentos el martes que describen herramientas sofisticadas de software supuestamente usadas por la CIA para intervenir teléfonos inteligentes, computadoras y televisiones con conexión a internet.

Si se comprueba la autenticidad de los documentos, como parece probable, la publicación sería el golpe más reciente de la organización que se presenta como hacktivista, así como un duro revés para la CIA.

Según WikiLeaks, esta es solo la primera tanda de documentos. El acervo incluye 7818 páginas web con 943 archivos adjuntos, dijo el grupo, y el material entero tendría cientos de millones de líneas de código fuente.


Entre las revelaciones que afectarían al mundo tecnológico si son confirmadas se destaca que la CIA y agencias de inteligencia aliadas han burlado el sistema de cifrado de aplicaciones populares de mensajería como Signal, WhatsApp y Telegram. De acuerdo con el comunicado de WikiLeaks, los hackers del gobierno estadounidense pueden acceder a los teléfonos Android e intervenir el “tráfico de mensajes y audio antes de que se aplique el cifrado”.

WikiLeaks no reveló la fuente de los documentos, que llama Vault 7, y dijo que “habían circulado entre expiratas informáticos del gobierno y contratistas de una manera no autorizada, y uno de ellos proveyó a WikiLeaks con porciones del acervo” presuntamente por estar alarmado ante la posible falta de vigilancia de la agencia.

La fuente, según WikiLeaks, “quiere iniciar un debate público sobre la seguridad, creación, uso, proliferación y control democrático de las ciberarmas”.

Un exagente de la CIA que revisó los documentos brevemente dijo que varios nombres de programas mencionados parecían ser genuinos, así como un organigrama y la descripción de una base desde la cual la agencia lleva a cabo ciberataques.

Un portavoz de la CIA, Dean Boyd, dijo que la agencia no comenta “sobre la autenticidad o el contenido de supuestos documentos de inteligencia”.

WikiLeaks a veces ha sido acusada de filtrar información de manera imprudente, aunque en esta ocasión dijo que ocultó nombres y otros datos que pudieran ser usados para identificar a alguien o algún lugar clasificado.

Entre los programas descritos en el acervo está “Weeping Angel”, el cual utiliza el sistema para dar instrucciones en voz alta a las televisiones inteligentes de Samsung como artefacto para espiar. Incluso cuando la televisión está apagada, según WikiLeaks, esta “opera como un micrófono oculto, grabando las conversaciones que se dan en esa habitación y enviándolas a un servidor secreto de la CIA”.

Desde 2015, Samsung reconoció que sus televisores inteligentes eran vulnerables a este tipo de intervenciones. En los términos de servicio viene especificado que las televisiones podrían captar conversaciones que se den cerca del aparato y que estas podrían terminar en manos de terceros. La empresa también dio una advertencia franca: “Por favor toma en cuenta que si tus palabras habladas incluyen información personal o sensible, esta formará parte de los datos captados y transmitidos a terceros cuando se use el sistema de reconocimiento de voz”.

Otro programa descrito en los documentos, llamado “Umbrage”, consiste de una amplia biblioteca de técnicas para llevar a cabo ciberataques que la CIA ha recopilado a partir de malware producido por otros países, como Rusia

De acuerdo con el comunicado de WikiLeaks, eso le permitiría a la agencia encubrir el verdadero origen de sus ataques informáticos para confundir a investigadores forenses.

Vía: New York Times