lunes, mayo 16, 2016

¿ESTAMOS FRENTE A OTRO 2006 EN OAXACA?

Juan José Díaz Bermúdez

López Obrador agresor de Oaxaca ( Foto El Universal)

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Las acciones que la sección XXII del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, realiza en Oaxaca, previo a las elecciones del 5 de junio, obedecen antes que a intereses laborales, a un plan diseñado desde 2015, con fines políticos-militares, para forzar la desestabilización, provocar al Estado y crear un caso en Oaxaca al insistir en impedir las elecciones, tomando para esto los Distritos Electorales en todo el estado. 

La dirigencia de la CNTE en Oaxaca en julio de 2015, acordó boicotear las elecciones estatales en el estado con el interés revanchista de generar caos y desconcierto, además desde septiembre de ese mismo año, el archienemigo de México, Andrés Manuel López Obrador, habría establecido un acuerdo con dirigentes, precisamente con Rubén Núñez Ginez, al cual habría exigido no bajar la guardia en las acciones "revolucionarias", a cambio de recibir presuntamante apoyo por parte de MORENA,este apoyo sería económico para solventar movimientos, acarreos y marchas en el Distrito Federal, Oaxaca y otros estados. 

Lo anterior a trascendido pese al hermetismo de la dirigencia, a la negativa que los líderes han mantenido negando dicho acuerdo, sin embargo solventado y respaldado por el propio López Obrador, el cual, reiteró varias veces la existencia (de un acuerdo) en el tema de las elecciones en Oaxaca.

Pero que dice este acuerdo: las filtraciones entre los líderes han comenzado a darse, algunos afirman que la Sección XXII al igual que en el 2006, estaría lista para iniciar acciones para enfrentar una vez más a los oaxaqueños, el objetivo inmediato serían las elecciones de Oaxaca, saben que ganando un gobierno afín, no solo tendrían infraestructura, además recursos suficientes con miras a las elecciones del 2018, donde Andrés Manuel López Obrador participaría.

Habría que preguntar: ¿Este acuerdo se logró?, hay quienes consideran que jamás se realizó encuentro alguno, sin embargo existen documentos en la Sección XXII, que podrían probar la conveniencia de haberse realizado, tan es así, que se asegura por parte de los líderes, que se giro oficio "para respaldar los acuerdos que Rubén Núñez tendría con un alto personaje de la política", es decir ¿habría sido en este caso López Obrador?

Un acuerdo o varios aún no se saben, llega hasta este momento, con una movilización sin el consenso generalizado,con el objetivo de bloquear y boicotear las elecciones del 5 de julio de 2016, ¿porqué?

Andrés Manuel López Obrador no solo está viendo el panorama estatal, porqué al archienemigo de México ¿le interesan tanto estás elecciones?, ¿porqué va su pupilo, es decir Salomón Jara?, lo que menos le interesa al eterno aspirante a la Presidencia de la República, es Jara y su triunfo, ¿le interesa Oaxaca, mucho menos, si al ex priista no le interesa ni su proyecto, ni las elecciones de Oaxaca en si, podríamos sugerir que le interesa el triunfo de ¿Alejandro Murat? 

A López Obrador y a su grupo de choque como es la CNTE, le interesa el proyecto de Alejandro Murat, ¿porqué es el interés?, o es que acaso que llegado Alejandro Murat a la gubernatura de Oaxaca, ¿se convierte en presidenciable?

López Obrador estuvo según se sospecha detrás de los hechos lamentables del 2006 en Oaxaca, apoyó a la CNTE, con recursos que pudo haber presuntamente aterrizado de Venezuela, a través de Hugo Chávez, quién habría apoyado el movimiento que desquició a los oaxaqueños, que provocó muerte y desolación, el atraso de nuestro estado y la incertidumbre de miles de familias, algunos tuvieron que huir debido a la falta de empleo y ante el terror, además de todos aquellos que murieron, no olvidemos que todo esto lo generó un gobernador incapaz como Ulises Ruiz Ortiz, hoy en apoyo a José Antonio Estefan Garfias y una Coordinadora que como la CNTE, obedeció a intereses extraños a nuestra patria chica, dirigidos por El Mesias de la política, Andrés Manuel López Obrador.

Hoy como ayer después de 10 años, la mano del señor tenebroso se dirige a Oaxaca, hoy como hace 10 años la CNTE intenta provocar al Estado para que haya represión y de esa manera favorecer al fatídico tabasqueño. Su objetivo es trastornar las elecciones del 5 de junio, bloquear distritos y de esa manera generar el caos, obvio el Estado no se lo permitirá, si la policía interviene es represión, aún cuando los delincuentes políticos, los criminales organizados, estén fuera de la ley, ellos tratarán de tener la razón.

Dependerá del pueblo salir a votar, si la CNTE intenta bloquear y generar caos, el derecho de la mayoría tiene que imponerse.

Lo cursioso de todo esto, será cuando veamos al propio Ulises Ruiz Ortiz marchando junto con Rubén Nuñez Ginez y José Antonio Estefan Garfias, exigiendo justicia y libertad para los presos de la CNTE.