viernes, julio 24, 2015

POSIBLES LIGAS DE LA S-XXII-CNTE, CON LAS FARC Y EL EPR, DERIVAN EN INVESTIGACIONES FINANCIERAS

Juan José Díaz Bermúdez





Oaxaca, México ( Punto y Aparte).- Investigaciones iniciadas por grupos de Inteligencia del Estado Mexicano desde 2007, ligan a personajes de la Sección XXII de Oaxaca, con organizaciones terroristas y del narcotráfico como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC) y guerrrilleras como el Ejército Popular Revolucionario (EPR). La línea que se sigue tendría repercusiones en presunto lavado de dinero, asociación delictuosa, complicidad en actos de sabotaje y secuestro.

Hay dentro de la organización magisterial saegún indican las investigaciones, personas identificadas a grupos como el EPR,  a quién se le atribuye el secuestro en Oaxaca de los niños Álvarez Benfield, delito por el cual se encuentran sujetos a proceso, profesores de la Sección XXII y simpatizantes de organizaciones de las llamadas de lucha social como la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

La Sección XXII que protege  públicamente a este grupo de secuestradores según manifiesta el Estado, estaría identificados a grupos pro guerrilleros, que se dedican según la fuente, al secuestro entre otras actividades ilícitas, sin descartarse el tráfico de estupefacientes.

Inteligencia Financiera del Servicio de Administración Tributaria, habría ordenado bloquear cuentas de la Sección XXII de la CNTE, grupo disidente del SNTE, al encontrar depósitos multimillonarios sin que pudiera demostrarse que fueran lícitos o comprobarse su procedencia.

Una de las cuentas bancarias de la Sección XXII del SNTE de Oaxaca, presenta un saldo a favor de más de mil millones de pesos, lo que inquietó desde 2013 a los investigadores, quienes comenzaron a seguir las diversas posibilidades, encontrando que existen ingresos poco convincentes de la inmensa cantidad de dinero que manejaba esa organización de ultra izquierda.

En las indagatorias han surgido diversos personajes, anteriores líderes y el actual, el cual tendría que explicar los ingresos que existen para que las cuentas de la Sección XXII tengan recursos extraordinarios.

La fuente consultada por http://www.puntoyaparteoaxaca.com, destaca que las investigaciones no surgieron de noche a la mañana, por el contrario es un proceso de varios años, posteriores al 2006, cuando fue detectada la presencia de la guerrilla mexicana y colombiana en organizaciones como la CNTE, APPO, Sección XXII,CTEG entre otras.

Según el entrevistado era un imperativo para el Estado Mexicano intervenir en Oaxaca.