sábado, agosto 06, 2011

EL FISGÓN

Juan José Díaz Bermúdez


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Lo que sucede en el Congreso de Oaxaca es preocupante, tenemos un vacio de poder que se confunde con democracia, que no llega ni a un ensayo de asamblea primitiva. Hay diputados en la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática que insisten en vivir en la fantasía del triunfo electoral de julio de 2010, ya que no despiertan y traen en su reducido cerebro el interés de venganza, algo muy común en grupos seudo izquierdistas que luchan por emparejarse con la burguesía, clásico en algunos perredistas.
Hay diputados dentro del PRD en Oaxaca que son ignorantes soberbios, los cambios y acuerdos no caminan, lo que debería de llamar la atención de todos, debido a que, precisamente son los perredistas los que actúan de manera perversa y truculenta.
La inexperiencia y sobre todo la fractura que vive el PRD tan lleno de pandillas, pervierte la política y lleva al Congreso de Oaxaca a un estancamiento de proyectos e iniciativas. Lo grave es que los legisladores del sol azteca no lo aceptan, más quienes codo a codo apoyan al coordinador de la fracción parlamentaria que no ha dado pie con bola y sin embargo no reconoce que ha fallado.
Ojalá examinaran su proceder y aceptaran que han incumplido las expectativas de la sociedad, por indolencia, quizás porque buscan poder político y económico o tal vez porque así conviene a los diversos grupos que forman tan desquiciante proyecto político, donde hay de dulce, chile y manteca, provocando con ello un vacio de poder insisto, que no ayuda en nada a gobernar Oaxaca, más si sumamos que en poder Ejecutivo estatal hay incapacidad y altivez, resultado de su decadente y derechista forma de pensar. Son seudo izquierdistas, algunos ex panistas que añoran el regreso de otro Gustavo Díaz Ordaz al poder.
La irresponsabilidad con la que se conducen algunos diputados del PRD en el Congreso de Oaxaca es inaceptable, abusan del poder al negarse a resolver conflictos post-electorales. Uno de estos conflictos fue el de Choapan donde por la inopia de legisladores murieron diez personas, este caso en particular así como el de Santiago La Ollaga donde fue asesinada una persona, advierte que hay alerta roja en el Congreso. Entre tanto estos sucede, diputados del PRD se han convertido en inaccesibles, intolerantes y sobre todo amenazadores porque se saben aliados del poder Ejecutivo, al tener a su disposición las entidades represoras y fiscalizadoras del Estado. ¿Para esto quieren el cambio?, ¿Para tener poder e impunemente actúen para beneficio personal?El poder cambio a manos de otros caciques diferentes en color pero iguales en cuanto a pensamiento.
No todos los diputados del PRD se encuentran en la dinámica de generar incertidumbre política siguiendo las instrucciones de funcionarios cercanos a Gabino Cué. Hay quienes si han tomado en serio su papel y su ejercicio político y de gestoría lo hacen de manera seria.
A tal grado a llegado la presunta dependencia del Legislativo al Ejecutivo, que se habla que diputados perredistas perfectamente identificados informan de todas sus actividades a un funcionario tenebroso que despacha en el palacio de gobierno, para que este personaje sepa y apruebe las acciones a seguir, si lo que se dice es cierto, estamos frente a un caso único en la historia del Congreso. Ni en el tiempo del PRI se hablaba de tanta subordinación.
Por tal razón es preocupante lo que sucede, ya que se habla que para los diputados del PRI hay un veto y una total cerrazón por parte del Ejecutivo estatal hacía esa fracción parlamentaria, todo lo contrario a legisladores que gustan de la zalamería y que se dice son del PRD.
¿De que se tratará todo esto? Pareciera que Gabino Cué trata de manejar al Congreso por medio de las fracciones parlamentarias encasillando al PRI, una de estas prácticas es ahogar económicamente a la fracción parlamentaria del tricolor. Ojalá que cambien de estrategia, sobre todo el PRD que se entregó completamente al Ejecutivo y como novia sin mecate no lo niegan, al contrario orgullosamente reconocen que su único patrón es Gabino Cué Monteagudo. Vaya sedicentes izquierdistas institucionales.