viernes, julio 29, 2011

OAXAQUEANDO

Adrián Castillo Figueroa

Los diputados de Oaxaca gozando la vida


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Si las cosas siguen igual que hoy no tendremos un Congreso serio en Oaxaca en los próximos años. La junta de gobierno que esta compuesta de personajes siniestros de la política fracasó, y todo hace suponer que los acuerdos en lo oscurito tendrán todo el estilo y el modo del PRD, PRI y PAN. Por lo menos en materia de comunicación social ya tropezaron y colocaron en esa oficina a una persona con intereses muy personales, los señalamientos que vienen de su ex amigo el cual menciona listas especiales de apoyos extraordinarios a familiares y amigos de Jaime Velásquez, colocaron a ese lugar en una caja de cristal, sin embargo nadie deja a un lado que todo hubiera sido orquestado por los propios diputados y cuates del comunicador que no debe de olvidar que es funcionario público por lo menos hasta este momento. El viejo amarre yo te golpeo y tú haces como te enojas y al final el objetivo se cumple para quedarse con el mayor número de billetes, o sea que todo gira alrededor del hambre de algunos diputados, reporteros y del propio encargado de esos menesteres.
Pero muy aparte de eso que sería una piedrita frente el garbanzo de a libra, se encuentra la falta de oficio político de los diputados que están al frente de la junta de gobierno. Desde una Ita Ortiz del PT, que como profesora deja mucho que desear, olvidó su labor para dedicarse a colocar familiares y ex compañeros en el Congreso, chamba y chamba, hasta un Martín Vásquez que anda en todo menos en la atención del Congreso.
Quisiéramos ver los proyectos de ley, las iniciativas serias que se proponen. ¿Donde quedaría la ley de protección a los periodistas que Carol Antonio Altamirano y Martín Vásquez Villanueva se comprometieron a subir a tribuna después del zafarrancho del 15 de febrero, promovido por algunos diputados apistas? Ni sube ni subirá porque los legisladores están comprometidos con algunos editores para que los trabajadores de los medios de comunicación no tengan derechos, ese compromiso bien lo saben los coordinadores y los integrantes de la junta de gobierno que se llevó a cabo, es decir, tenemos como siempre a diputados comprometidos con las mafias que son otro tipo de crimen organizado, no solo hay crimen organizado en las calles también en la política y en la industria.
El Congreso de Oaxaca lleva un periodo ordinario de sesiones y no a hecho nada, su trabajo no sirve. Pero eso si, ya hay quienes buscan la diputación federal y las senadurías, ¿como diputados locales que han hecho? Hay está Martín Vásquez Villanueva que quiere ser senador de la república ¿y cual es su trabajo? Acusado de malversaciones en salud. Carol Antonio Altamirano el ex priísta arrepentido que hoy hasta se jacta de ser de izquierda revolucionaria. ¡Por favor señores!, que persona seria y cuerda les va a creer que sean revolucionarios, cuando son tan corruptos que se llevan a su casa hasta las plumas y lápices del Congreso, no tienen ética mucho menos un código de honor.
Pero no son solo Carol y Martín, existen otros como el nefasto Elías Cortés, “el hay nanita” como lo conocen sus compañeros, un sujeto que le encanta la comedia y pretende hacer del Congreso un circo, usa los problemas mediáticamente y le encanta colocar en jaque al gobernador Gabino Cué, cuando en realidad no tiene argumentos sólidos más que estar defendiendo presuntos ladrones como a Ulises Ruiz y la pandilla que lo acompañó en el sexenio pasado.
Los emisarios de Jorge Franco la sombra negra del sexenio pasado, insisten en verse hasta chuscos con tal de hacer de la labor parlamentaria una sarta de payasadas y mediocridades,eso buscan aquellos diputados que colocan al Congreso de Oaxaca entre carcajadas dejando el trabajo a un lado, pretendiendo que con subir a tribuna, regodeándose en sus nimiedades de tal manera que se instalan en el basurero de la historia como simples entes mediocres.
Pero eso es el Congreso de Oaxaca. Por supuesto no todos los diputados se encuentran en ese dilema, pero si quienes dirigen ese poder que se ha convertido en el hazmerreir en la entidad.
Quien no se va a reír, cuando a los legisladores les interesa más establecer un día estatal de la pelota mixteca, cuando el desempleo agobia a los oaxaqueños.¿ No sería mejor proponer leyes que faciliten las inversiones o derogar la tenencia? Claro les importa mucho este tipo de acuerdos a quienes juegan la pelota mixteca, que han de ser unos 500 jugadores, pero en Oaxaca somos más de 2 millones de personas que necesitan trabajar y ya no seguir pagando impuestos agresivos como la tenencia.
¡¡Señores diputados de Oaxaca, ya dejen de hacerse tontos hay que trabajar!!