lunes, junio 20, 2011

LIBERAN A INDÍGENA LOXICHA ACUSADO DE PERTENECER AL EPR

Juan José Díaz Bermúdez


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Mario Ambrosio Martínez, indígena zapoteco de la región de Loxicha, acusado de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario ( EPR), fue liberado mediante la sentencia dictada por el Segundo Tribunal Unitario del Décimo Tercer Circuito, con fecha 27 de marzo de 2011 en el Toca Penal 372/2001, relativo al proceso penal número 103/1996 del Juzgado Primero de Distrito en Oaxaca.
Lo anterior fue dado a conocer por su abogado defensor, Israel Ochoa Lara, el cual consideró que su cliente quedó libre debido a que se interpuso un amparo en contra de la sentencia del 27 de marzo del 2002. La misma mencionó el litigante, fue estudiado por el Tribunal Colegiado en materia penal y administrativa del Decimo Primer Circuito bajo el amparo 227/2011 con fecha 16 de junio del 2011, el cual decidió conceder el amparo para efectos que se dictará nueva sentencia fundada y motivada por lo que el Segundo Tribunal Unitario , con fecha 17 de junio del 2011 modificó su resolución condenatoria quedando Mario Ambrosio Martínez, es penalmente responsable del delito de conspiración, condenándolo a un año de prisión y un día y multa. Y sentencia absolutoria por los delitos de homicidio calificado, conspiración, terrorismo,privación ilegal de la libertad, robo, robo de uso y lesiones calificadas.
Ochoa Lara dio a conocer que Mario Ambrosio Martínez, fue detenido el 15 de octubre de 1996 acusado de pertenecer al EPR. Lo ante5rior derivado de los hechos ocurridos el día 28 de agosto de 1996, en la Crucecita Huatulco, en donde se dio un enfrentamiento entre el Ejército Popular Revolucionario y diferentes cuerpos de seguridad del Estado.
El abogado popular consideró que según estadísticas fueron detenidas 152 personas, todas ellas indígenas de la región Loxicha.
Desde entonces manifestó el defensor, se inició el trabajo de defensa y la lucha por la libertad de dichas personas, lográndose hasta la actualidad la libertad de 145 personas y la cancelación de 113 ordenes de aprehensión que se encontraban pendientes de ejecutar, las cuales se cancelaron a través de la Ley de Amnistía.
Agregó que queda por resolver la situación de 7 personas, que han sido sentenciadas en procesos penales del fuero federal.