lunes, junio 20, 2011

¿HAY CONDICIONES PARA UN LEVANTAMIENTO ARMADO?

Juan José Díaz Bermúdez


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Hay quienes se preguntan si las condiciones históricas en México son las idóneas para un levantamiento armado en nuestro país. Muy aparte de la guerra que el Estado libra contra células del narcotráfico, un levantamiento social resultado de la desesperación podría surgir como parte de la desesperación y la inopia de un gobierno que como el de México, ha caído en una mascarada. Los gobernantes lamentablemente han creído sus propias mentiras mediáticas, llevando al país a un punto sin retorno donde la fibra social está tan descompuesta que es pasto seco en medio de un incendio.

La insurgencia popular no vendría de partidos políticos que se han sumado por conveniencia o indolencia a políticas anti populares como han sido el aumento de los precios de los productos básicos y los combustibles. El costo de la vida aumentó, el hambre acompaña las mesas de la clase popular que se cada día más sola en un entorno de mentira y demagogia. Felipe Calderón olvidó que es Presidente de México, la sumisión a los Estados Unidos, obligó a este gobierno a llevara a cabo una guerra sin final en contra de ejércitos trasnacionales, mafias que no dejaran a la voluntad del Estado el paso obligado de la mercancía ilícita proveniente de centro y sud América. Es cierto que los cárteles penetraron al Estado, pero también lo es, que la corrupción aumentó en este gobierno lo que derivó en un combate que está perdiendo Felipe Calderón.

Recientemente el Ejército Popular Revolucionario llamó a la auto defensa a todos y cada una de las organizaciones en el país, esta exigencia nace como parte de ese análisis que existe en todos los mexicanos, que la desesperanza ha llegado a las clases más necesitadas, los problemas en las familias mexicanas son álgidos. La inseguridad, la falta de empleo, la ausencia de inversión e n el campo. Los gobiernos de los estados como el de Oaxaca no recibe el dinero suficiente, porque no es destinado a tiempo por quienes administran al país, como parte de los gastos que hay por la guerra que se libra.

Poco se sabe, pero en México la liquides del gobierno está teniendo problemas, los gastos en la guerra, como son compra de pertrechos y el pago a militares, policías y mercenarios, ha traído en consecuencia que el gobierno de Calderón esté operando hoy con números rojos y el dinero que constitucionalmente corresponde a los estados, fluye con gotero, lo que ha provocado que se comience a resentir en estados como Oaxaca, esa falta de recursos.

Todo esto aunado a la corrupción, ha provocado rezagos que como en Oaxaca, tenga repercusiones en organizaciones dedicadas a la producción. México es de los países donde los apoyos a la educación, salud e infraestructuras se llevan a cabo con fases en las que podría haber rezagos y nadie notarlos por la falta de información. Existe en nuestro país por culpa del gobierno del PAN en el poder, total ausencia de inversión en el campo. Estamos importando frutas, hortalizas, jitomates, incluso la producción de aguacates que tradicionalmente era Michoacán, hoy ha caído y ese producto se encuentra en un costo histórico como nunca se había visto.

El llamado que el EPR hace a la auto defensa en cada una de las trincheras, no es al azar, ni surge como resultado de la desesperación o un capricho. Las condiciones históricas están surgiendo de manera clara y en la población, sobre todo en estados de muy alta marginación, la pobreza extrema como nunca antes se había visto, emerge lacerante y ofende a los mexicanos.

Para el gobierno del PAN, está verdad no existe, se complacen en saciar su sed de guerra y muerte, se dedican a crear el terror para generar la incertidumbre, algo tan cotidiano pero tan obvio.

Cabría preguntar, ¿se habrá iniciado la auto defensa armada en México? No es un llamado de hoy, sino de tiempo atrás que suponemos se ha ido perfeccionando, sin embargo hay que considerar que hoy más que ayer, el hambre de los entregadores, de los traidores los ha llevado a cometer actos anti éticos. No se puede creer que la detención y desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez en Oaxaca en el 2007, fue resultado de una sesuda investigación o en consecuencia del seguimiento de la inteligencia militar y policíaca científica, fue la conclusión de una entrega, una delación. ¿Pagó el causante?, esa sería otra pregunta, ya que por ahí se podría iniciar la auto defensa.

El EPR dice en su comunicado del 6 de junio de 2011: "Es una obligación de todos prepararse para la autodefensa, para no seguir inermes ante el autoritarismo y la represión, defender las libertades de expresión, de libre circulación, de reunión y sobre todo, insistimos, el derecho a cambiar la forma de gobierno".

"Que no nos sorprenda una vez más la represión, estemos todos dispuestos desde las trincheras seleccionadas para defendernos y tomemos como arma para vencer desde la pluma honesta y veraz, la marcha combativa, el mitin oportuno, la propagandización y brigadeo hasta el último confín del país, enarbolemos el arma de la razón y también cuando sea inevitable la razón de las armas".

¿México estará preparado para un levantamiento social?