sábado, marzo 19, 2011

Oaxaqueando

Ernesto Rodríguez Castillo

Salvador Monroy Rodríguez, destacada labor en el Seguro Popular.

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- El Seguro Popular en Oaxaca, a través de su Director Salvador Monroy Rodríguez, anunció el incremento de la cobertura universal para tan importante programa, que es la columna fundamental de todo el aparato administrativo de los Servicios de Salud en Oaxaca. La meta para 2011 es de dos millones 280 mil 100 personas, un número que supera cualquier proyecto que se pudo haber tenido. Esta propuesta tiene por objetivo cumplirse como tal en noviembre de este año, fecha en la que deberán estar complementados los trabajos. La anterior meta que era de 2 millones 450 mil afiliados se iba a cubrir en julio, sin embargo al aumentar el número de afiliados y re afiliados es claro que se corre el tiempo y con esto, se demuestra que el gobierno de Gabino Cué le apuesta en serio a la protección en salud de todos los oaxaqueños. No hay que perder de vista al Director del Seguro Popular, Monroy Martínez, debido a que tiene como meta, utilizar minuciosamente los recursos y además garantizar que estos se apliquen con estricto apego a la normatividad, sin despilfarros y priorizando las necesidades. El Seguro Popular se encuentra en buenas manos y estamos seguros que de lo que era antes, una Secretaría electoral del PRI, pasará a ser una oficina con objetivos esenciales a favor de la comunidad, donde se ha erradicado la corrupción y el manejo indebido de los recursos.
Llegó a nuestro correo de Punto y Aparte, una queja de trabajadores de la SEDAF, donde denuncian a una serie de trabajadores que según dicen los quejosos, se están prestando al manoseo de ex funcionarios corruptos de lo que fuera la SEDER en el sexenio negro de Ulises Ruiz Ortiz. La acusación la hacen en contra de administrativos y mandos superiores, los cuales se oponen a que salga la inmensa corrupción que se presentó en esas oficinas del Ejecutivo estatal. La acusación que viene requisitada con firmas, supone que el movimiento para exigir la salida de Salomón Jara Cruz, es con el penoso objetivo de que no se sigan las investigaciones que existen y en donde se ha encontrado la enorme corrupción y robo que había en esa oficina que sirvió para que muchos de los ex funcionarios no solo tuvieran a sus hijos estudiando en Europa, sino compraran propiedades e incluso mantuvieran a sus amantes con dinero del erario, las evidencias son claras y durante las indagatorias se han encontrado detalles que no podemos revelar para no entorpecer las investigaciones, en los cuales se habla de varios millones de pesos que fueron usados para enriquecimiento ilícito. Habría que decirles a los empleados de la SEDAF para su tranquilidad, que las investigaciones y los procedimientos jurídicos que se ejercerán contra administrativos y mandos superiores, no dependen del Secretario Salomón Jara Cruz, sino de la Contraloría estatal, federal ,la PGR y la PGJE, donde por cierto ya se preparan órdenes de aprehensión que se ejercitaran contra ladrones de cuellos blanco que pensaron que la impunidad la podían usar para beneficio personal.
Maestros de la sección XXII lograron un punto de acuerdo en su asamblea, que tiene como objetivo solicitar formalmente al Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, intervenga inmediatamente en contra de todos aquellos funcionarios ladrones que se dan baños de pureza. Tendremos que ver la respuesta del Ejecutivo. Sobra decirlo, que Gabino Cué tiene que proceder enérgicamente, aquí no caben acuerdos políticos como el que se dice existe por parte de diputados del PRI en Oaxaca, que luchan desesperadamente por evitar que delincuentes que fueron funcionarios en el sexenio pasado caigan tras la rejas por robarle al pueblo. Los diputados del PRI no tienen porque estar protegiendo ladrones. Si es así, hay que denunciarlo, la fracción parlamentaria del PRI en Oaxaca es cómplice de los robos que se cometieron en la pasada administración. Evitaron que se llevará a cabo un juicio político a Ulises Ruiz por delitos de lesa humanidad, ojalá que en está ocasión en Oaxaca haya justicia porque no se puede seguir permitiendo que delincuentes por ser de un partido como el PRI, se paseen impunemente por las calles dándose aires de pureza, sintiendo que tienen autoridad moral, cuando forman parte de un partido que protege delincuentes. Es una delincuencia organizada en todo el orden de la palabra, ya que estos tipos, si se organizan para cubrirse entre ellos y para salir impunemente riéndose de la ley y la Constitución Política.