jueves, febrero 24, 2011

Reporteros y diputados

SE REÚNEN COMUNICADORES CON DIPUTADOS DEL
CONGRESO DE OAXACA; HABRÁ UN EXHORTO CONTRA LA PFP
Juan José Díaz Bermúdez


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Diputados de Oaxaca se reunieron con reporteros de diferentes medios de comunicación, para escuchar de viva voz, los planteamientos y demandas que existen en el gremio periodístico, luego de las agresiones físicas, amenazas y robos que sufrieron comunicadores ,durante el enfrentamiento que elementos mixtos de la Policía Federal, Preventiva y Municipal de Oaxaca, tuvieron con integrantes de la sección XXII y Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, el 15 de febrero, conocido ya como “el martes negro”.
Juan Mendoza Reyes del PAN, Carol Antonio Altamirano del PRD y Carlos Martínez Villavicencio del PRI, escucharon a los periodistas, que tomaron la palabra en el marco del diálogo, algunos con el objetivo de reafirmar su posición de gestionar apoyo médico a través de los hospitales públicos, para los reporteros que resultaron lesionados, así como exigir que el Congreso de Oaxaca, demande una explicación al Secretario de Seguridad Pública Federal, con el objetivo de clarificar el hecho que las fuerzas federales, usaran gases y balas de goma indiscriminadamente, en contra de los manifestantes y reporteros, con los resultados ya conocidos.
Se logró un punto de acuerdo, en el cual los diputados se comprometieron a legislar garantías para los comunicadores, y afianzar una petición generalizada, que ayude que en acciones a futuro, la policía no utilice métodos agresivos contra manifestantes, en los cuales resultan heridos quienes cubren los eventos en la línea de fuego.
Lo anterior, según definieron los comunicadores, no sólo beneficiará a los reporteros, además a todos aquellos que participen en una marcha o protesta, que sea disuadida por la policía. Según se derivó de lo manifestado, la policía estatal se dedicó a persuadir y agredir a periodistas, con el objetivo que no filmaran, grabaran o documentaran la violencia que existió en contra de quienes participaron en los enfrentamientos.
Se concretizó en definir una postura, en el sentido que, no se representaba a ninguno de los agredidos, ni se intercedía en cuando a su estado jurídico, luego de haber sido acusados por funcionarios de agredirlos. El interés de los comunicadores, es el de fijar una posición que permita ser escuchada, para que en lo futuro no haya acciones de agresión para quienes cubren la información.
Se dijo lo anterior con el objetivo de evitar que el gobierno estatal y el congreso, se vean en la necesidad de indemnizar o pagar utensilios que se diga fueron destruidos o robados, con el fin de evitar malos entendidos.
Para el diputado Carol Antonio Altamirano, la plática fue sustanciosa para construir acuerdos, que permitan avances en la defensa de la libertad de expresión.