jueves, marzo 02, 2017

LOMAS TAURINAS CASTIGO HISTÓRICO O RAZÓN DE IMPUNIDAD PARA JOSÉ MURAT

Juan José Díaz Bermúdez


Oaxaca, México (Punto y Aparte).-  Dicen que los políticos no tienen historia, pero la historia no olvida a los políticos. Al ser designado Presidente Nacional de la Fundación Colosio, José Nelson Murat Casab,ex gobernador de Oaxaca y padre de Alejandro Murat Hinojosa, mandatario estatal, se vuelve a enfrentar a su pesadilla; "Lomas Taurinas", aquel 23 de marzo de 1994, día en el que Donaldo Colosio Murrieta, muere asesinado por un tirador solitario de apellido Aburto.

Para muchos esos días ya se olvidaron, incluso son parte oscura de una realidad que debería esconderse en lo más profundo del sótano, como una leyenda de terror político, en la que nadie debió ser mencionado; ni un presidente como Carlos Salinas de Gortari, un asesor tenebroso como José Córdoba Montoya, , Manuel Camacho Solis ex aspirante a la presidencia de la repoública, Mario Luis Fuentes, Jorge Schiaffino y José Nelson Murat Casab, este último mencionado en las investigaciones por parte del Estado Mayor, se le citaba en autos como el principal interesado en promover a Colosio en Lomas Taurinas, una colonia que surgió a la historia, pero que era un lugar de pandilleros, narcotraficantes y una coincidencia de diversos intereses de grupos fuera de la ley. 

Habría sido Murat aquel día del asesinato el que cambiando a última hora el lugar del mitín que en Tijuana llevaría a Colosio a Lomas Taurinas, en un principio se había escogido al lugar conocido como El Terrazo, fue entonces que el ex gobernador de Oaxaca y hoy Presidente de la Fundación Colosio, José Nelson Murat Casab, según dijo por instrucciones del CEN del PRI, el acto se movería a Lomas Taurinas, recuerda el entonces delegado del CEN del PRI en Baja California, el veracruzano, Juan Maldonado Pereda. 

Durante las investigaciones nadie en el CEN del PRI, respaldó alguna instrucción dada en cuanto a cambiar el lugar del mitin, de El Terrazo a Lomas Taurinas, como Murat lo había dicho.

Surge entonces Murat como parte de la sospecha generalizada, era sospechoso, pero no había ningún señalamiento, es más, nadie lo acusaba, pero todos miraban con recelo al político de origen Libanés, el mismo 10 años más tarde, denunciaría haber sido atacado por desconocidos con rafagas de 7.62 y 9 milímetros, cuando salía del Hotel Victoria, en el cerro del Fortín, siendo gobernador de Oaxaca.

Murat en 1994 durante la campaña presidencial era parte de la agrupación "Los Tucanes", siglas atribuidas a Todos Unidos Contra Acción Nacional, grupo violento priísta, al que se le atribuía campañas de lodo contra el adversario, según las investigaciones, este grupo estaba compuesto por Jorge Schiaffino, Mario Luis Fuentes y José Nelson Murat Casab, todos ellos coordinados por José Córdoba Montoya, tenebroso personaje al que se le atribuyen no solo actos de magia negra de protección a Carlos Salinas de Gortari, también acciones fuera de la ley y hasta la creación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

Se traduce que José Nelson Murat Casab era alfil de José Cordoba Montoya, y que sabía mucho sobre el asesinato en Lomas Taurinas del Donaldo Colosio, el tiempo y el olvido logró que hasta hoy nadie pida se descubra a los asesinos intelectuales y materiales del magnicidio.

Curiosamente es José Nelson Murat Casab quien se hace responsable de la Presidencia de la Fundación Donaldo Colosio del PRI, ¿un castigo histórico o una razón de impunidad?