viernes, noviembre 25, 2016

Entrega Senado 'Belisario Domínguez' post mortem

Viernes 25 de noviembre de 2016.

En sesión solemne, el presidente del Senado, Pablo Escudero Morales (PVEM), entregó a la señora Clitia Cámara Murillo, madre de Gonzalo Rivas Cámara, “el héroe de la gasolinera de Chilpancingo”, la medalla Belisario Domínguez 2016 post mortem, por su acto heroico al salvar la vida de cientos de personas en 2011.

En la antigua Casona de Xicoténcatl, a la que asistió el presidente Enrique Peña Nieto como testigo de honor, el teniente de fragata Iván Rivas Cámara consideró que su hermano fue un “héroe que cumplió con su deber simplemente al hacer lo correcto, aunque en ello se le fuera la vida.

“Murió precisamente por amor a la vida, por su enorme deseo de impedir que otros, ante un peligro, la perdieran”, aseguró el elemento de la Armada de México, visiblemente conmovido al recordar la agonía que padeció su hermano 20 días después de los hechos registrados en la Autopista del Sol.
En diciembre de 2011 el ingeniero Gonzalo Rivas Cámara cerró la válvula de una bomba de gasolina ubicada junto a la Autopista del Sol, en Chilpancingo, la cual fue incendiada durante una protesta de normalistas de Ayotzinapa y, producto de las quemaduras que sufrió, el ex marino murió 20 días después de los hechos.

En esos mismos incidentes murieron dos estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa: Jorge Alexis Herrera y Gabriel Echeverría, por lesiones de armas de fuego de policías estatales.

El teniente Iván Cámara Rivas recordó que en sus años de servicio en la Marina, su hermano Gonzalo entregó su vida al servicio de México; “lo hizo con honor, con deber, con lealtad y con patriotismo, sobre todo”.

“Cada minuto, cada pensamiento suyo después de esta tragedia estuvo dedicado a la gente, a quienes amaba, a nuestra madre, a la memoria de nuestro padre, a sus cuatro hijos, a sus hermanos y hermanas, a la vida que él quería pertenecer y a su México que tanto amaba”, dijo el teniente de fragata Rivas Cámara.

El marino aseguró que un héroe es un hombre de trabajo honrado con una vida ordinaria como cualquier otro que en un día, sin pensarlo, lo da todo por los demás.

“Cuando cumplí siete años él me regaló uno de los mejores días de mi vida: El 12 de diciembre de 2011 le regaló a muchos otros la oportunidad de regresar a casa sanos y a salvo”, dijo.

La senadora Sonia Mendoza (PAN), quien habló a nombre de la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, expresó que algunas voces han tratado de quitar mérito a Gonzalo Rivas, elucubrando si la magnitud del daño tendría la devastadora proporción que algunos expertos han pronosticado.




“No podemos evitar que desde el confort de la pura reflexión, Gonzalo Rivas no hizo esos elaborados ejercicios de prospectiva y quizá no pudo porque la urgencia de la situación sólo le ofreció dos posibilidades: actuar como lo habría hecho cualquiera o hacerlo como sólo lo haría un héroe”, dijo.

Recordó que Rivas Cámara estudio ingeniería en sistemas en su natal Veracruz, por lo que al honrarlo con esa distinción también se rinde un homenaje a la Marina Armada de México, “que forma sus elementos con los valores de ayuda y sacrificio”.

La proclama del senador Belisario Domínguez fue leída por la senadora Iztel Ríos (PRI), quien recordó las palabras del prócer chiapaneco.

“¡No importa, señores! La patria os exige que cumpláis con vuestro deber, aun con el peligro y aun con la seguridad de perder la existencia”, recitó la legisladora priísta.

Previo al inicio de la sesión, la senadora Layda Sansores (PT) dialogó con el presidente Peña Nieto en la entrada del salón de sesiones. La petista le dijo que es necesario dar con los responsables de los asesinatos de los estudiantes en 2011 y dar a conocer qué paso con los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa; además, expresó que debe cambiar el método de cómo se entrega la medalla.

Con información: El Universal