miércoles, agosto 17, 2016

CNTE BUSCA ENFRENTAMIENTO COMO ÚNICA VÍA

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis 


 

Oaxaca,México (Punto y Aparte).- La CNTE buscará no la negociación con gobernación, tratan en estos momentos de justificar a su favor el uso de la fuerza, que tendrá que darse como única vía que el gobierno federal y estatal optará para disolver el levantamiento de subversión que en varios estados existe por parte de un grupo beligerante que como la CNTE, no busca el bien mayor de la educación, sino el interés político e ideológico de una agrupación trasnochada que intenta establecer la dictadura del proletariado a través de la movilización violenta.

Entre tanto un grupo minoritario transgrede los derechos de la mayoría en estados como: Michoacán ,Guerrero,Oaxaca y Chiapas; el gobierno federal busca una salida pacífica al conflicto planteado por la CNTE, que de forma mediática exige la abrogación de la ley educativa y por si fuera poco, adecuar el artículo tercero constitucional a conveniencia de esa minoría agresiva que representa la CNTE.

De entrada se ve difícil el regreso a clases para el lunes 22 de agosto en estados agredidos por la CNTE, sin embargo Oaxaca sería el que marque la pauta en este levantamiento de grupos subversivos.

Veamos: La seccion XXII busca por todos los medios un enfrentamiento con la policía federal y estatal, habría que preguntar, ¿qué guarda con tanto hermetismo la dirigencia magisterial en el edificio sindical de Armenta y López?, según datos aportados por profesores, el grupo radical además de guardar bombas molotov, almacena armas para su enfrentamiento impostergable con la fuerza pública, si esto es verdad, que almacenan explosivos y armas, ya no hablaríamos de sindicalistas, estaría el Estado Mexicano ante una agrupación irregular armada, que estaría levantándose en armas, es decir para militares que buscarían la violencia para alcanzar sus objetivos.

En Nochixtlán eso fue lo que sucedió, que el Estado trate de minimizar los hechos es diferente, pero lo que la policía federal encontró fue a un grupo de civiles armados, es decir, delincuentes que enfrentaron a la fuerza pública, en ese caso, ese 19 de junio, quien debió intervenir tuvo que ser el ejército mexicano, tras reportarse ataque armado contra la policía federal y estatal
a través de sujetos no identificados, todos ellos con pasamontañas, procedentes de Guerrero, San Juan Mixtepec y Putla de Guerrero.

¿A qué viene todo esto?; según el plan que la Sección XXII de la CNTE tiene en caso de ser atacados como ellos dicen, es incendiar todos los camiones, tracto camiones y autos que estén en su poder, agredir el palacio de gobierno y comercios en el centro histórico, intentan causar el mayor caos para evitar ser detenidos, habría respuesta armada contra las policías que intervengan y para ello cuentan con el apoyo logístico presuntamente del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), quien desde el inicio del conflicto en este año ha estado con la Sección XXII.

El Estado tiene que intervenir, si no aplican la ley Peña Nieto y Osorio Chong, el peligro que se corre es el de sugerir una subversión que tendrá resultados graves para la sociedad de los estados implicados por la CNTE, entre ellos Oaxaca.

Los sedicentes profesores buscan una confrontación que tome visos nacionales, tratarán por todos los medios posibles de generar víctimas civiles, entre más haya mejor le conviene a sus intereses.

Irán contra instituciones e iniciativa privada, buscarán deslegitimar el uso de la fuerza del Estado, y tratarán como es su costumbre causar el mayor daño posible aterrorizando a la sociedad oaxaqueña.