jueves, julio 28, 2016

INSISTEN EN CRIMINALIZAR LABOR DE MÉDICOS EN OAXACA

Jorge Morales Hernández 


 

Oaxaca, México (Punto y Aparte).-  La Comisión de Género de la Cámara de Diputados de Oaxaca, insiste en criminalizar labor de médicos en la entidad, al promover iniciativa de violencia de género, dijo el doctor, Gerardo Ortega Gómez, al acusar a diputados locales de mediatizar el tema y usarlo como escaparate político, debido a que en la iniciativa que pretenden presentar en la próxima sesión, no se contó con la participación de médicos especialistas que permitieran dar un panorama real de lo que existe en una sala de partos, los diputados a quienes acusó de ignorantes en la materia, creen que estar en labor de parto es como mal inventar una ley como las que tanto promueven y que luego son vetadas.

Ortega Gómez subrayó que para que una ley sea vigente, congruente y aplicable, se necesita contar con la participación de los interesados, en este caso a quienes sancionará que son los médicos, sin embargo lejos de eso, participan en ella, personas que no son especialistas, que ni médicos son, y en ocasiones como el caso de la ley de violencia ginecoobstetra en Oaxaca, le preguntan a las mujeres que desean, como desean y  lo que el parto no sea doloroso.

En ocasiones destacó el médico, se llega a lo patético al esgrimir boberías en el trato que la mujer debe de tener: como son palabras de ánimo como gordita, puja, lo digo menciono porque en ese contexto está la iniciativa, es limitada y se concreta a limitar al medico para salvar la vida del bebé o la mamá.

No se analiza la falta de insumos, material, instalaciones adecuadas, solo tratan de culpar al medico del mal servicio y la ausencia de medicinas, cuando la culpa la tiene el gobierno de Gabino Cué por no destinar los recursos suficientes a los Servicios de Salud de Oaxaca.

Sería bueno subrayó que se realizará una ley eficiente y aplicable, sobre todo para frenar la presencia en los servicios médicos de charlatanes que no son especialistas y se atreven a atender un parto, pero que esa ley no se haga al vapor y como siempre, a lo mexicano, al hay se va.