viernes, junio 24, 2016

SECCIÓN XXII Y PRESUNTAMENTE LA GUERRILLA HABRÍAN USADO EN NOCHIXTLÁN ESCUDOS HUMANOS

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis


Policía Federal se repliega con heridos de bala



Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Células del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), habrían participado en el enfrentamiento de Nochixtlán que tuvo lugar con la Policía Federal y estatal de Oaxaca, según apuntan evidencias recopiladas en esa comunidad mixteca, donde al análisis de vídeos e imágenes se demuestra que los combatientes atacaban con estrategia militar, no eran personas comunes y corrientes, ni campesinos ni estudiantes, eran unidades de combatientes perfectamente entrenadas en acciones guerrilleras que usaron escudos humanos.

Hagamos historia; tras el repliegue del Ejército Popular Revolucionario de las acciones de la Sección XXII, a raíz de la sospecha que sus dos desaparecidos en 2007, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, habían sido señalados y puestos por pagos económicos, y la sospecha iba contra líderes de la CNTE y de organizaciones incluidas en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, el ERPI, presuntamente tomó el lugar de brazo armado de la CNTE, según análisis de agencias de inteligencia político-militar.

En 2014 la detención de profesores de la Sección XXII y militantes de grupos anarquistas que participaron en el secuestro de los niños Álvarez Benfield, logró desarticular la célula con la que el EPR operaba como brazo armado al interior de la CNTE en Oaxaca, siete años antes, también había sufrido perdidas considerables al ser asesinado el ex dirigente de la Sección XXII y combatiente del EPR, con el grado de comandante, Rafael Vicente Rodríguez Enriquez, (a) El Guero (a)Arturo, para el EPR la delación fue uno de los temas que motivó y que originó que se iniciarán purgas revolucionarias dentro de la organización guerrillera, proceso que al parecer aún no concluye y que podría originar la ejecución de posibles delatores que actuaron dentro de la APPO y de la Sección XXII en el 2006.

Vanguardia de manifestantes que sirvió 
de escudo humano a tiradores armados de la CNTE
según hipótesis


Motivos como las delaciones, la sospecha que existe que  en el 2006 miembros del EPR posiblemente habrían sido señalados y puestos ante la Policía Federal, por quienes los guerrilleros de esa organización consideraban sus compañeros de lucha, causó desmoralización y según la tesis, el repliegue del EPR de las actividades que la CNTE y la Sección XXII llevaban a cabo.

Esto originó la intervención de miembros del ERPI, quienes coordinan esfuerzos en la CNTE y la hipótesis que son combatientes de este grupo con origenes en Guerrero y escisión del EPR, los que ahora son el brazo armado de la Sección XXII, se robustece el 19 de junio en Nochixtlán, veamos porque:

El 17 de junio personas al parecer desconocidas, plenamente identificadas por cámaras de seguridad, colocan un artefacto explosivo en Banorte en Prolongación de Fiallo y Periférico el cual no explota, sin embargo en el CFEmático ubicado en la calle de Fiallo y Periférico, frente al Banorte, logra explotar y causa serios daños a las instalaciones. 

Los análisis permiten constatar que el modus operandi habría sido del grupo guerrillero ERPI, el cual planteó fundamentar su acción como una actividad de protesta contra los desbloqueos, y un apoyo popular al magisterio. 

La policía no iba armada, el policía que se observa
lleva una lanza granadas de gas


A trascendido que podría existir evidencia física como es el hallazgo de documentos donde reivindican la acción revolucionaria, la cual podría enmarcarse como una propaganda armada, evidencia que por cierto que no a sido respaldada oficialmente por las autoridades, ante el hermetismo que existe a reconocer presencia de la guerrilla en un movimiento popular-magisterial.

El 19 de junio en Nochixtlán la presencia de la guerrilla fue notoria, en vídeos e imágenes, se puede apreciar que los manifestantes no son personas común y corriente, están organizados en unidades que se mueven a las órdenes de un coordinador o comandante, que avanzan con tácticas militares, que responden como un grupo armado y que atacan a la vanguardia, con acciones de hostigamiento a los flancos, es decir, los manifestantes sabían en que momento avanzar, replegar, atacar a su izquierda y a su derecha y punzar a las fuerzas del orden con estrategias de lucha romana, tiradores conocidos como "Charpers" a la vanguardia con cuetes y piedras, entre tanto a los flancos y a la retaguardia personas armadas que atacaban a discreción o zafarrancho. 

Se cubría a los fusileros con personas que hacían el papel de acosadores, pero al mismo tiempo de escudos humanos, por esa razón, existen en las víctimas ojivas que no corresponden al calibre usado por la Policía Federal, la hipótesis que fueron presuntamente asesinados por profesores-guerrilleros, aumenta, cuando hay evidencias que la policía pudo no haber acribillado a todos los hoy occisos de Nochixtlán, ¿porqué esta tesis se robustece? 

La hipótesis subraya que los ataques de los profesores de la Sección XXII-CNTE, lograron con mayor eficiencia a los flancos izquierdo y derecho, por esa razón funcionarios de la policía federal argumentan que fueron emboscados y en realidad así fue, la consistencia de los ataques se debió a que los tiradores estaban entre la maleza y con armas cortas entre los manifestantes.

Cuando llegaron los anti motines, el panorama que ven es la de más de 400 agresores frente a ellos, tirandoles cuetones, piedras y quemando unidades de motor como parte de la estrategia para disfrazar la emboscada, pero jamás previeron que a los flancos entre los manifestantes había fusileros con armas cortas y largas, algunas con calibre R15 y rifles 22, Carabina M1, todo enmarcado en una precisa acción de levantamiento armado y copia fiel de la estrategia usada por El Frente Sandinista de Liberación Nacional durante sus lucha contra el ejército de Somoza.

En Nochixtlán la policía federal y estatal no luchó contra miembros de organizaciones sociales, más bien, se enfrentó contra combatientes entrenados en acciones paramilitares, quizás como destaca la hipótesis por el ERPI y antes claro por el EPR.

Llama la atención que la Policía Federal haya caído en emboscada, habría que explicarlo: Los uniformados tanto federales como estatales, llevaban según constancia de los visitadores de derechos humanos, escudos, sin tolete, no había lugar para armas, según consta en las verificaciones de los observadores de los derechos humanos, como se dice y obra en autos, las armas llegaron tiempo después como respaldo para el repliegue de las fuerzas, debido a que se encontraban bajo fuego constante de tiradores y había bajas.

Es mentira como la Sección XXII-CNTE dice, que los profesores no iban armados, por esa razón, los habitantes de Nochixtlán se deslindaron e incluso han sido amenazados lo que ocasionó que los maestros de la CNTE quemaran el palacio municipal de esa población, cuando comprueban que los maestros de la CNTE iban armados, algunos incluso no eran de Oaxaca, se identifica a personas de Guerrero, que podrían ser combatientes del ERPI.

De los flancos comenzaron a disparar
contra los uniformados desarmados


La tesis enmarca que en realidad los policías fueron emboscados, falló la estrategia porque se creía que iban a enfrentar a manifestantes que usarían cuetones como medida de defensa, jamás se previó que hubiera una estrategia guerrillera, un error garrafal de quienes dirigían el desalojo por parte de la Policía Federal. Tarde se dieron cuenta que habían caído en una emboscada donde la hipótesis trasluce que fueron profesores armados pertenecientes según tesis de análisis; a la guerrilla.