miércoles, mayo 04, 2016

LA INTOLERANCIA DE LA CLASE POLÍTICA EN OAXACA

Juan José Díaz Bermúdez

Alejandro Murat encabeza preferencias


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- La educación, la falta de politización de la sociedad, la intolerancia e incluso la ignorancia, permiten que en el proceso electoral que se vive, se haya desatado una campaña oscura, tenebrosa y chocante para los votantes, al escuchar cotidianamente agresiones a las personas, incluso a las familias de los candidatos a gobernador, diputados y presidentes municipales, no tenemos en Oaxaca una política de altura, donde los candidatos expongan los objetivos de su proyecto, al contrario encontramos diatribas, acusaciones y lo más grave, denostaciones contra los hijos de los aspirantes, lo que demuestra que el nivel de debate está preocupante; si un candidato y su equipo no tiene calidad política y ética, que podemos esperar de ese candidato ¿si es que llega a ser gobernador?

Todos los candidatos fallan con sus equipos de apoyo, hay quienes se han rodeado de forasteros, todos, por lo menos de los partidos más importantes como el PAN, PRD y PRI lo hacen, aunque no podemos olvidarnos de MORENA, que recibió según a trascendido apoyo de personajes de Tabasco enviados suponemos, por Andrés Manuel López Obrador.

Los candidatos sin excepción olvidan a los sectores oaxaqueños, PRI trajó a políticos "experimentados" del Distrito Federal, lo que provoca que no hayan podido vencer las estrategias y a cuatro semanas no hay ni cabeza ni pies de las campañas y urgen a como de lugar, que los dos candidatos que encabezan las preferencias, Alejandro Murat y José Antonio Estefan Garfias, volteen los ojos a Oaxaca, la elección no se decidirá en México, sino en nuestra tierra, entonces señores, deberían aun hay tiempo, retomar su campaña enfocada a los oaxaqueños.

Este proceso se decidirá entre dos; Alejandro Murat del PRI que encabeza las preferencias, seguido muy de cerca por José Antonio Estefan Garfias por la alianza PAN-PRD. 

El debate logró que Murat subiera varios puntos, lo mismo para Toño Estefan, a pesar de la campaña oscura generada por Benjamín Robles Montoya, el también istmeño, se a mantenido, debido a que en el debate también propuso y generó expectativas.

Lo contradictorio de todo esto podría situarse en el entendido que los dos candidatos no toman en cuenta a los medios oaxaqueños, se han centrado en atender a la prensa nacional, dejando a un lado una gran expectativa de aquellos que si votan y que se encuentran en Oaxaca.