domingo, mayo 08, 2016

CNTE BLOQUEARÍA Y VANDALIZARÍA LAS ELECCIONES ESTATALES DEL 5 DE JUNIO EN OAXACA

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Entre tanto los días avanzan rumbo al 5 de junio, fecha clave de las elecciones, los focos rojos en Oaxaca se encienden, y lo que faltaba, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, grupo disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, hace su aparición y toma de pretexto sus demandas para irse a un paro indefinido a partir del 15 de mayo, y en el transcurso de este, la asamblea estatal, máximo órgano de gobierno, determinará bloquear las elecciones con objetivos de presionar para favorecer sus demandas.

El comité seccional de la XXII, inició en Petit Comité, a partir del 5 de marzo, con delegados de confianza y activistas afines al proyecto "revolucionario", entre los profesores de las diversas delegaciones, consultas en las que se pudo aprobar primero, irse al paro indefinido a partir del 15 de Mayo, generar incertidumbre y valorar acciones en las que se manifieste el desacuerdo "del pueblo" a la farsa electoral, con tomas de sedes electorales, bloqueo de carreteras y actividades para lograr nulificar el voto de aquellos que aún creen en la farsa electoral, según exponen.

En uno de los grupos digitales de la Sección XXII, se aprecia, que la consulta vía Whatsapp, tuvo el éxito deseado y aún más, cuenta con el respaldo para lograr que las elecciones del 5 de junio no tengan el éxito que el sistema político mexicano quiere, sin embargo aparte de está posible acuerdo, la dirigencia buscará en asamblea estatal buscar el consenso con el único fin de ir respaldados por la mayoría.

Los integrantes de la CNTE, no solo realizarán el plantón en el centro histórico de Oaxaca, a partir del 15 de mayo, comenzarán lo que ellos llaman accionar a través de tomas de centros comerciales,bloqueo de calles y cruceros, así como el cierre de la infraestructura del IEEPCO, institución encargada de las elecciones en la entidad.

Recordemos que Andrés Manuel López Obrador, dirigente de MORENA, habló de un acuerdo suscrito con la CNTE, este acuerdo que fue negado por la dirigencia estatal de esa organización magisterial, presuntamente tendría como objetivo alcanzar niveles de desaliento para el día de las elecciones, es decir el 5 de junio, con el interés de hacer fracasar la jornada electoral.

Es bueno considerar que los profesores amenazan para poder negociar, sin embargo dentro de sus puntos a dialogar en la mesa, se encuentra la liberación de Othón Nazariega y otros dos detenidos de la Sección XXII, entre ellos el Secretario de Finanzas, la liberación de los secuestradores de los menores, Álvarez Benfield, así como la entrega de cuentas bancarias que se encuentran bajo la custodia de la Secretaría de Hacienda.

La sección XXII del SNTE, en coordinación con otras organizaciones de la Asamblea Estatal de los Pueblos de Oaxaca, buscarían la desestabilización de la jornada electoral y previo a ello, establecer las condiciones para que las votaciones se frustren.

El paro indefinido de labores educativas, que es el pretexto político idóneo para concentrar al mayor número de sindicalizados para los fines que se pesiguen, sería la estrategia ideal que se tendrá para movilizar no solo en la ciudad y municipios conurbados, sino también en las diferentes sedes distritales que el IEEPCO a establecido.

Si el proyecto que la Sección XXII se aplica en Oaxaca como se ha venido diseñando, los conflictos generarán focos rojos que podrían motivar enfrentamientos, entre los militantes de los diferentes partidos políticos con los trabajadores de la educación que participen en esta encomienda, que podría presuntamente estar haciéndoles, Andrés Manuel López Obrador.