lunes, marzo 28, 2016

HOSTIGA A PERIODISTAS LA FISCALÍA EN DELITOS DE TRASCENDENCIA SOCIAL POR HECHOS DEL 2006 EN OAXACA

Jorge Morales Hernández



Oaxaca, México (Punto y Aparte).-  La Fiscalía en Delitos de Trascendencia Social prepara citatorios a periodistas oaxaqueños para que declaren en calidad de testigos de oídas y en su momento aporten pruebas documentales, por hechos sucedidos en el 2006, durante la lucha Popular-Magisterial, según trascendió. 

Ante esto diversas organizaciones de comunicadores sociales y periodistas, iniciarán acciones de protesta, en donde acusarán al gobierno de Gabino Cué de venir implementando una política represiva, de hostigamiento y ataque a la libertad de expresión, en contra de medios de comunicación, periodistas y personas de la sociedad civil que en su momento opinaron y criticaron las acciones de desestabilización  que en el 2006 generó tanto el gobierno estatal, Sección XXII del SNTE y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

La Fiscalía de Delitos de Trascendencia Social, se dedicó a través de la Policía Ministerial a investigar domicilios de periodistas y luchadores sociales, con el fin de hacerles llegar citatarios y se obliguen a comparecer ante la Licenciada Victoria Villa Ramírez, agente del Ministerio Público, titular de la mesa III de la Fiscalía en mención, la cual investiga parte de los hechos sucedidos en el 2006 durante la revuelta originada por el frustrado desalojo que Ulises Ruiz Ortiz, entonces gobernador, ordenó en contra de integrantes de la Sección XXII el 14 de junio de ese año, y por lo cual los oaxaqueños vivieron 7 meses de incertidumbre, terror y muerte.

De forma inusual la representante social, Victoria Villa Ramírez, con el aval del titular de la Fiscalía en Delitos de Trascendencia Social, pretenden obligar a reporteros gráficos y periodistas, a aportar datos que pudieran conocer de actos fuera de la ley que en su momento hace diez años se cometieron durante los enfrentamientos.

En un franco hostigamiento al desempeño de las funciones de un periodista, al puro estilo fascista, volando los derechos humanos del comunicador, el fiscal en mención, viola garantías de los comunicadores tratando de evidenciar su trabajo, exponiéndolos al señalamiento e incluso la venganza por parte de los bandos involucrados, al participar en una indagatoria en hechos en donde el reportero participó como parte imparcial y solo con el deber de informar a la opinión pública, sin tener que ver con ninguno de los bandos involucrados en tan lamentables hechos donde murieron personas.

Por si fuera poco dicha Fiscalía en Delitos de Trascendencia Social, que investiga hechos del 2006, pregunta después de 10 años, cuando eso pasó a la historia.

Sin embargo deja entrever la Fiscalía multicitada, que existe interés no de aclarar ningún delito durante esos cerca de 7 meses en el 2006, sino de hostigar, reprimir, activar mecanismos de presión en contra de miembros de la prensa en Oaxaca y de voces libres que opinaron como Israel Ochoa Lara, y de forma coercitiva tratar de callar sus voces.

Gabino Cué además de ser un gobernador elitista y enemigo de la Prensa, hoy demuestra a través de una Fiscalía a modo de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y la Sección XXII, que intenta violentar los derechos humanos de los periodistas, que busca coartar la libertad de expresión, que busca vulnerar el libre pensamiento y la garantía de informar.

Los periodistas no tenemos porque prestarnos a las actividades mediáticas de un gobierno fracasado como el de la alianza que Gabino Cué impulsó, si se quieren sumar al escaparate sus esbirros y bufones allá ellos, pero nadie dirá que los periodistas de Oaxaca seremos parte de la mascarada supuestamente democrática que el actual gobernador de Oaxaca pretende hacernos creer al investigar hechos que sucedieron hace 10 años y por si fuera poco, tratando solo de llenar con tinta y papel burocrático la enorme incapacidad de un gobierno que mantiene inocentes en la cárcel y a los presuntos delincuentes del 2006 en puestos públicos e incluso hasta ex diputados. 

Ojalá que la Fiscalía en Delitos de Trascendencia Social reconsideré atacar a los periodistas oaxaqueños, porque tendremos como comunicadores que salir a gritar y tomar la calle y a señalar la incapacidad de Gabino Cué y el interés de agredir la libre expresión y la garantía Constitucional de informar y ser informado.