lunes, noviembre 09, 2015

LOS SOCIOS, LA COMERCIALIZACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LA DROGA EN AYOTZINAPA

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis



Oaxaca, México (Punto y Aparte).- El tráfico de estupefacientes en Guerrero no es nada nuevo bajo el sol, mucho menos la guerrilla, sin embargo la narco-guerrilla, podríamos decir que es un panorama reciente en el mapa de guerra que enfrenta ese estado tan convulsionado por la violencia de grupos paramilitares,guerrilla y narcotráfico.

La muerte y desaparición de los 43 normalistas de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, el 26 de Septiembre de 2014, no fue una casualidad, derivó de una acción planeada en contra de los supuestos normalistas, los cuales aparentemente pertenecían a una célula del grupo del narcotráfico conocido como Los Rojos. 

Este mismo grupo a su vez, opera presuntamente bajo la dirigencia para militar del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), es decir, Los Rojos, serían el brazo operador del ERPI, que usarían para la siembra y comercialización de Amapola, marihuana de la región, y la distribución de cocaína procedente de Colombia a través de organismos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

Esta tesis se robustece, cuando el 26 de Septiembre de 2014, son cazados los 43 normalistas cuando viajaban en 6 autobuses robado a diferentes empresas.

La Procuraduría General de la República, debería de analizar este caso, partiendo de la verdad histórica que representa la presencia de la guerrilla en Guerrero, sobre todo, la actuación de organizaciones armadas como el ERPI, que desde 1999, habrían estado implicadas; primero en acciones de defensa de la población, contra la presencia de células del narcotráfico, en un principio de los Zetas, Beltrán Leyva, Golfo e incluso La Familia, organizaciones que exigían el derecho de piso a las comunidades, fue entonces que el mismo ERPI, forma un brazo armado "licito", digamos permitido por el uso y la costumbre, que serían las  guardias comunitarias, organizaciones que estarían avaladas y respaldadas militarmente por la guerrilla, para enfrentar a los grupos del narcotráfico.

Hablamos de 1999. Para el 2004, estos grupos, promovidos por la guerrilla, se habían apoderado de parte del territorio, no como defensas, sino como productores y distribuidores, es decir, la guerrilla al darse cuenta que el negocio podría ser lucrativo, decide apoderarse de la infraestructura de diferentes carteles y se inicia una guerra que hasta hoy continúa.

Hay que considerar en este caso, que la tesis que se maneja, destaca la venta de marihuana, hasta el 2004, pero el negocio creció presuntamente para la guerrilla , ya que en el 2006, no solo se dedican a la venta de marihuana, también a la distribución de heroína, droga proveniente de la goma de opio.

Para 2006, el estado de Guerrero, compite con la India una de las principales productoras de Amapola, es entonces cuando los grupos del narcotráfico, deciden apoderarse de un vergel natural, donde la flor de Amapola crece en la montaña.

Los Rojos nacen según hipótesis, de la fusión de células de la guerrilla y organizaciones de la población, la normal Isidro Burgos, es señalada presuntamente como el centro de acopio y distribución, quizás nadie sospecharía de una escuela donde se capacitaba a futuros profesores, sin embargo en reiteradas ocasiones esa escuela de Ayotzinapa, fue blanco de ataques por parte de los grupos del narcotráfico, poco se sabía, debido a que se ocultaban las actividades extra escolares, hasta que se llegó a los hechos del 26 de Septiembre de 2014.

No olvidemos que la Isidro Burgos cuenta presuntamente con apoyo de organizaciones internacionales, entre ellas, los organismos políticos y civiles de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, los cuales según tesis, serían sus socios en el trasiego de la cocaina hacia los Estados Unidos. 

Está sociedad se habría iniciado en 2006, cuando el  ERPI y EPR, habrían unido lazos de colaboración entre esos grupos armados con las FARC, tan es así que en un ataque del ejército de Colombia al campamento de Raúl Reyes, habrían estado alrededor de 20 mexicanos, entre ellos integrantes del EPR y el ERPI, que recibían capacitación en diferentes disciplinas.

La muerte de los 43 no fue accidental, fue planeada, meticulosamente llevada a cabo, debido principalmente al rencor que existía por parte de los Guerreros Unidos, contra Los Rojos, por la muerte de varios de sus compañeros, que habrían sido asesinados días atrás, por el grupo de la narco guerrilla, cuando transportaban varios kilos de heroína, droga que fue robada a los Guerreros Unidos por Los Rojos y presuntamente recuperada la noche del 26 de Septiembre de 2014.

Estamos frente a un caso de venganza, llevada a cabo por los Guerreros Unidos, contra Los Rojos, grupo del narcotráfico al cual presuntamente pertenecían los estudiantes de Ayotzinapa según hipótesis,  y donde se vieron implicados Los Ardillos, por el robo de varios kilos de heroína.

La muerte de los supuestos estudiantes normalistas fue ordenada por los grupos del narcotráfico, debido a que dentro de los estudiantes viajaban aproximadamente 7 sicarios, los cuales habrían sido asesinados para luego quémarlos cerca de Cocula, el resto habría sido fusilado y sus cuerpos enterrados, según se desprende de las diferentes tesis y declaraciones que existen en el caso Ayotzinapa.

La verdad se antepone a la mentira, Ayotzinapa no es la normal rural que todos creen, donde se cultiva el conocimiento, las versiones y tesis muestran una escuela donde la guerrilla a sentado sus bases de operación y sobre todo donde presuntamente la narco guerrilla hizo su nido.