miércoles, noviembre 25, 2015

AMENAZAN GRUPOS GUERRILLEROS A LÍDERES DE LA CNTE EN OAXACA, POR LA PERDIDA DEL BOTÍN DE GUERRA

Juan José Díaz Bermúdez/Análisis


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Al interior de la Sección XXII,grupo disidente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, coexisten alrededor de seis agrupaciones guerrilleras, entre las que destaca el Ejército Popular Revolucionario y el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente, sin embargo los recursos económicos congelados por el gobierno federal a la Sección XXII, originó amenazas de muerte contra líderes magisteriales, debido a que presuntamente las agrupaciones guerrilleras habrían tenido en esas cuentas gran parte del botín de guerra que los insurgentes mantendrían en ese lugar para no ser detectadas.

Agencias de Inteligencia han detectado movimientos inusuales en la Sección XXII, sobre todo la presencia de integrantes de la dirigencia nacional del EPR, los cuales se habrían entrevistado con altos líderes del magisterio para llegar a un acuerdo y se regresen los recursos a sus dueños originales, que en este caso sería la guerrilla.

Recordemos que a la CNTE se le congelaron cuentas algunas hasta por dos mil millones de pesos, recursos que hasta el momento no han podido aclarar su procedencia, por lo que se especuló que sería parte de los recursos entregados por el gobierno de Oaxaca a esa organización, así como lavado de dinero, conforme pasan los días, se ha comenzado a sospechar que parte de ese dinero, sería lo que la guerrilla llama Botín de Guerra, producto de secuestro y extorsiones.

Aunque lo anterior es una tesis que se maneja en la investigación que se sigue a las cuentas incautadas por el Estado, la cual no ha podido ser aclarada, se robustece luego de las denuncias que Rubén Nuñez Ginéz y FranciscoVillalobos, los dos parte de la dirigencia de la Sección XXII, hicieran ante la Procuraduría, donde supuestamente trascendió a pesar del hermetismo, que el líder magisterial puso en conocimiento de altos funcionarios de la Fiscalía, que habían sido amenazados de muerte y que estás amenazas vendrían de grupos externos a la CNTE.

El hermetismo con la que el Estado maneja este asunto, hace sospechar que en verdad existen amenazas contra estos líderes, y que la guerrilla podría sentirse traicionada, debido a que, se a dicho que el mismo Rubén Núñez Ginéz, habría hecho un trato para entregar números y estados de cuenta de esos enormes depósitos bancarios a cambio de inmunidad, es decir, Núñez entregó a cambio de no ser detenido el botín que por tantos años había custodiado la Sección XXII.

Lo anterior según la hipótesis, a logrado que la guerrilla, este atenta de los movimientos del líder magisterial, el cual estaría amenazado por los grupos armados.

La Fiscalía en Oaxaca aunque mantiene las investigaciones en la secrecía, a trascendido que las amenazas contra líderes de la CNTE, han llegado vía mensajes de celular y correo electrónico.

Si esto es verdad, si la guerrilla se siente robada por la dirigencia de la CNTE, luego de confiar en ellos, las amenazas deben ser tomadas con toda la seriedad que esto requiere. No olvidemos los casos de Carlos René Román Salazar, según se dice al interior de la Sección XXII, encargado de Finanzas del ERPI, hasta el momento desaparecido y el profesor, Rafael Rodríguez Vicente, miembro del EPR, asesinado luego que comenzó a cambiar su status de vida en la comunidad.

Hay antecedentes que deben tomarse en cuenta, máxime que al parecer según las hipótesis, gran parte de los vastos recursos localizados en las cuentas requisadas a la CNTE, podrían ser parte del botín de guerra del EPR y ERPI, hoy prácticamente perdido.