lunes, mayo 11, 2015

TESORERO DEL CONGRESO DE OAXACA, DISPUESTO A TIRAR LA TOALLA

Juan José Díaz Bermúdez

Se le vino encima el mundo al tesorero
del Congreso de Oaxaca, Mauro Sánchez Hernández: no sabe como 
aterrizar recursos al poder Legislativo



Oaxaca, México (Punto y Aparte Noticias).- El Tesorero del Congreso de Oaxaca, Mauro Alberto Sánchez Hernández, está dispuesto a tirar la toalla a esta altura del combate, se queja de no contar con dinero para comprar siquiera agua embotellada y en pipas, y poder darle de beber a los visitantes de esas alejadas oficinas, no ha podido pagar las dietas del mes de abril a los diputados, ya no sabe si ponerse a llorar a reír o a rezar, incluso pensó en apagar su teléfono celular y no pararse por sus oficinas, ya que no tiene caso ir, cuando no tiene recursos y los diputados no lo dejan ni dormir.

El doctor en administración y catedrático de la UABJO, predica con el ejemplo y se encierra en sus oficinas a piedra y lodo, mandó colocar picaporte con clave para que nadie excepto él y sus dos colaboradoras, ingresen cuando mejor les convenga y a escondidas.

Pero ese no es el problema, el pánico que ha provocado la ausencia de recursos en el Congreso de Oaxaca, llegó a los diputados locales, quienes no han podido cobrar las dietas correspondientes al mes de abril y mayo según el funcionario y todo porqué la Secretaría de Finanzas no aplica los recursos. 

Mauro Alberto dice que los recursos a pesar de tenerlos no llegan, mucho menos se pueden disponer, porque aunque están en el banco les impide Finanzas retirarlo, lo que se hace muy sospechoso y sobre todo fantasioso menciona el aturdido catedrático.

Debido a este problema el próximo jueves, día que se llevará a cabo sesión extraordinaria, ha trascendido que habrá diputados que solicitarán que el Tesorero, Mauro Alberto Sánchez Hernández, se vaya a dar clases a la UABJO y a encerrarse todo el tiempo que quiera con sus colaboradoras a piedra y lodo como acostumbra de forma reiterada.

Entre tanto el Tesorero en mención, se sigue quejando que no hay ni habrá dinero, ni siquiera para pagar el agua que ya se tomaron los señores diputados.