miércoles, agosto 31, 2011

PARLAMENTANDO

José Claudio Díaz Ríos


Oaxaca, México (Punto y Aparte).- La buena noticia es que la diputada Ita Beatriz Ortiz Silva del Partido del Trabajo, así como el legislador del Partido de la Revolución Democrática Hugo Everardo Hernández, integrantes de la Comisión de Educación, se comprometieron a iniciar un proyecto de exhorto a las Universidades privadas y públicas, para exigirles que las becas a los alumnos con 9.7 y 10 de calificación sean automáticas sin que esto signifique condicionarlas mucho menos que representen para el alumno una carga de responsabilidad al obligarlos a presentar servicio a la institución que es contraproducente para sus estudios y exámenes.

Lo anterior surgió luego que existen quejas de infinidad de becarios en los que se hace alusión a la obligación que como becados adquieren con las instituciones de educación superior, en el sentido de comprometerse ha asistir a los eventos de las instituciones para que ahí sirvan de edecanes las señoritas y de ayudantes los jóvenes, lo que significa irremediablemente a perder tiempo para sus estudios consideró la representante popular.

Las Universidades privadas mencionó la legisladora tienen que estar obligadas a ofrecer becas, aún cuando estas sean de estimulo, es decir, que nadie las obliga a darlas, porque al ofrecer becas a jóvenes con promedios altos, hay reducción de impuestos y garantías como la captación de subsidio por parte del gobierno federal y estatal a favor de esas instituciones.

Las Universidades privadas insistió no regalan nada, tienen la obligación de apoyar a sus alumnos, máxime cuando estos son de excelencia académica. El gobernador de Oaxaca Gabino Cué consideró hace unos días mencionó la entrevistada, que es necesario apoyar a los estudiantes con excelencia académica sin pedirles nada a cambio más que su dedicación al estudio.

Los diputados se comprometieron cada uno por su parte a trabajar con bases jurídicas para exhortar a Universidades públicas y privadas de Oaxaca con el objetivo que las becas de todo tipo que se ofrezcan se den son condiciones mucho menos obligaciones a los alumnos becados.

En otro tema el protagonismo de Elías Cortés diputado de la fracción parlamentaria del PRI, raya en ocasiones en el ridículo, pero nadie está en ese preciso momento para llamar a la prudencia a este legislador que vale decirlo, no es un jovenzuelo al que la rebeldía lo domine para salir haciendo incluso payasadas en cada una de las sesiones ordinarias o extraordinarias. Parece que a Martín Vásquez Villanueva se le hizo bolas el queso y no sabe como controlar a su pupilo que es un diputado inmaduro. Este mismo legislador es el que le pide a Gabino Cué ¡que si no puede que renuncie! Vaya porrito que tiene el PRI en el Congreso de Oaxaca

La Fracción Parlamentaria del PRI pierde seriedad, por culpa de este tipo de legisladores, es el Gerardo Fernández Noroña, solo que en Oaxaca y por el PRI. Así de ese calibre está el problema de este representante popular que no sabemos quién le dijo que haciendo circo, maroma y teatro en la Cámara de Diputados, ganará algún reconocimiento por parte de sus representados.

Siguiendo con la fracción parlamentaria del PRI. Se hizo una cooperación por parte de los legisladores para apoyar a la familia de Gonzalo Ruiz Cerón, se logró captar algo así como 40 mil pesos que serán entregados a nombre de los legisladores del tricolor. El ex funcionario de Ulises Ruiz según se ha dicho era uno de los hombres más ricos del sexenio pasado, no se entiende el porque ahora piden cooperación cuando hasta hace un año era uno de los servidores públicos mejor cotizado y soberbio. Las cosas cambian, por lo menos no es un gobierno del cambio político, pero algo ya cambió para los que se creían impunes.

Por cierto la diputada Margarita García García de Convergencia, ya se destapó para contender por la diputación federal por parte de su partido. Han de estar muy desesperados en Convergencia para llamar a este tipo de abanderadas, pero en fin como dicen entre la voz popular, nadie experimenta en cabeza ajena.