miércoles, marzo 23, 2011

¿EN OAXACA INICIÓ LA LUCHA POR EL 2012?

Juan José Díaz Bermúdez/ Análisis

Oaxaca, México (Punto y Aparte).-Las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) en su análisis titulado El “cambio” en Oaxaca, fechado el veintidós de marzo, hacen lo que ellos llaman un balance rápido y somero de lo que ha significado para los oaxaqueños esta administración, es decir la de Gabino Cué.
Inician el comunicado con un reclamo al gabinete de Gabino Cué al que acusan de tener muestras de novatez e ingenuidad política, por lo menos es lo que aprecian los revolucionarios. Aunque hay que considerar que ni hay novatez mucho menos ingenuidad en este gobierno. Han actuado con torpeza eso si, pero detrás de esa ingenuidad de cambio y transición no han dejado a un lado la militarización del estado, de tal modo que sin que la sociedad se de cuenta, están operando en suelo oaxaqueño unidades de la marina armada buscando precisamente a grupos guerrilleros. En los últimos días elementos de la embajada norteamericana, estarían llevando a cabo una recopilación histórica de los movimientos sociales-político-militares sucedidos en Oaxaca, ¿eso es novatez o ingenuidad?, Qué me dicen de las grandes inversiones en Zaniza, Salina Cruz, Tuxtepec, ¿es acaso el perfil de un gobierno novato e ingenuo? Lo cierto es que en Oaxaca se ha iniciado la lucha por el 2012, descreditar a un ícono de las alianzas y vencerlo, sería ganar la guerra hacía la sucesión.
Para las FARP los funcionarios del nuevo gobierno en Oaxaca, les ha faltado tener el conocimiento de los fenómenos y los actores políticos. Discrepo del análisis de las FARP, aunque no le resto importancia. Sin embargo el gobierno de Gabino sabe bien que es lo que quiere y hacía donde va. El hecho que tenga ahogadas de recursos a las organizaciones sociales, no quiere decir que le falte conocimiento de la verdad histórica, al contrario sabe muy bien que al enterrar cualquier posibilidad de recursos mantiene a los grupos sujetos a las decisiones que el quiere impulsar como gobierno y así, definir una supuesta estrategia de austeridad contemplada como una fachada mediática, que tiene como objetivos las elecciones del 2012 y no sería descabellado que los recursos se utilizaran para impulsar al candidato personal de Gabino Cué que sería sin duda Marcelo Ebrard.
¿En verdad creen las FARP que a Gabino Cué se le salió de control el martes negro? Parece que el mandatario de Oaxaca juega con fuego. Llama la atención que se diga que lo sucedido aquel 15 de febrero fuera la lucha espontanea de jóvenes y maestros que unían sus voces y brazos para alzarse en contra del tirano. La presencia únicamente de policías federales para la contención de los manifestantes y el desfase o retiro de policías estatales y municipales, podría llevar a la conclusión inmediata, que esa pantomima donde por cierto varios la creyeron, fue un teatro montado para inculpar a ex funcionarios y entrar en la dinámica de lucha que hoy se lleva. ¿Quién la montó? Los mismos que han llevado a cabo acciones en contra de la sección XXII. Aquellos que quemaron un autobús de la normal femenil, que secuestraron al profesor Carlos René Román Salazar y sin duda seguirán llevando a cabo agresiones en contra de líderes y la organización de la sección XXII. Lo que habría que diferenciar quienes son: ¿Ex funcionarios de Ulises Ruiz Ortiz o grupos de poder que tratan de quebrantar la transición del nuevo gobierno? Jamás se le han salido de control las cosas, el interés es enterrar para siempre al PRI, al seguirlo culpando de lo que sucede entre el magisterio y el gobierno estatal.
Aunque en los dos grupos hay vivales, perversos y manipuladores. Si URO tenía a su Chucki, Gabino Cué tiene a su engendro, lo que nos da un resultado maquiavélico, ya que la práctica de la política se oscurece.
En su análisis interesante por cierto, las FARP CONSIDERAN QUE : “Para tender los puentes y acercamientos con uno de los actores políticos y sociales más destacados, Bernardo Vásquez e Irma Piñeiro no son los más idóneos ya que han sido duramente cuestionados por su historial político nebuloso. De esta manera, Bernardo en el IEEPO e Irma en la Secretaría de Gobierno hasta el momento no han logrado obtener el aval de la Sección 22. Problemática que se agrava aún más con la reciente desaparición de un maestro muy cercano al Secretario General que funge como su asesor en muchas temáticas. Eso muestra además que quienes realizaron el levantón y posterior desaparición de Carlos Román Salazar saben el rol que desempeña al lado de Chepi. Y saben con certeza que esta acción desestabiliza de manera permanente el precario ambiente político estatal. ¿Quién está detrás de estas acciones? No es muy difícil saberlo, lo importante es que los actores a los que les compete actúen de manera correcta y sin cortapisas”.
Prácticamente hacen un señalamiento que deriva en una acusación sin nombres, ya Que plantean toda una estrategia usada, con la cual los supuestos incendiarios del estado de Oaxaca, tratan de enfrentar al gobierno de Cué con el magisterio. Agregan que no es difícil saber quien está detrás de estas acciones. ¿Acaso se refieren a URO? O a las grupos radicales dentro de la sección XXII que no han estado contentos con el acercamiento de Chepi con Gabino Cué y que intentan al igual que a Enrique Rueda Pacheco en el 2006, correr al actual dirigente para ocupar su lugar con algún líder que lleve a Oaxaca a otro enfrenamiento.
Las dos teorías son validas. Ulises Ruiz Ortiz le urge borrar inmediatamente los expedientes que existen en contra de sus funcionarios y el mismo, incendiar Oaxaca sería una de las mejores opciones para después consensuar y pactar, aunque no olvidemos que hay platicas con el PRI y Gabino Cué, si no fuera así, porque desplazó el mandatario oaxaqueño a Perla Woorlich titular de la Contraloría la cual pareciera que está de simple mascarada. Los temas álgidos de la Contraloría de Oaxaca los tiene en sus manos Fernando López, Subsecretario de Auditoria Pública. Es decir, todo hace indicar que no habrá nadie en la cárcel y que el pacto PRI-Gabino se mantiene. Por lo que queda la opción, ¿quién trata de quebrantar la paz en Oaxaca? Los grupos radicales de la sección XXII donde por cierto podría haber grupos guerrilleros, serían los más interesados, es una deuda histórica con el diodorismo, ni perdón ni olvido. De seguir así lo estarían logrando, aunque no dejemos pasar la oportunidad, para citar que por parte de la mafia que gobernó Oaxaca por 80 años hay demasiados recuerdos y muchas facturas por cobrar para que dejen que Gabino Cué gobierne tan fácil a Oaxaca.
Las FARP citan en su tesis un párrafo que engloba toda está lucha que hoy se lleva a cabo en Oaxaca: “El recién electo Presidente de Amoltepec fue acribillado en enero; no hay avances en las investigaciones de los asesinatos de Heriberto Pazos y Catarino Torres Pereda. Nada se sabe de la ejecución de los conocidos porros “el Dragón” y el “Talibán”. La represión al magisterio en la visita de Calderón no se ha investigado y ni se ha castigado a los responsables. Al contrario, la ofensiva contra dicho gremio se intensifica de manera mediática, psicológica y física. A la par que se instala un sofisticado equipo de escuchas electrónicos (algo nada sorpresivo) para monitorear y controlar de manera permanente a los principales actores sociales de izquierda (Esquema Loxicha)”.
Es cierto no se avanza en las investigaciones de diferentes asesinatos, sin embargo los propios familiares y las organizaciones a las que pertenecían los hoy occisos no han presionado, se llegó a la conformidad y no hay gran interés por lograr justicia. ¿Quienes los asesinaron? Es una pregunta que quedará en la historia porque en el nuevo gobierno no hay disposición política por llegar a una conclusión, lo que pone en evidencia a Gabino Cué, porque no ha decidido llegar a la conclusión, ¿Los intereses son muchos?

Lo cierto es que el reloj avanza y la historia no perdona, cumplir con su palabra se hace urgente. No habrá paz sin justicia. Entre tanto existe el peligro que Oaxaca se polarice, si no hay respuesta a las exigencias del magisterio que es la presentación con vida de Carlos Román Salazar, así como el despido de tres funcionarios non gratos, Oaxaca podría vivir otro 2006. Tal como se ven los hechos, si hay grupos radicales o políticos con intereses de ocular sus fechorías, no tarda que la violencia alcance estadísticas preocupantes al interior del magisterio, que al final sería la gota que derrame el vaso.