viernes, marzo 25, 2011

EL FISGÓN

Juan José Díaz Bermúdez

Gabino Cué Monteagudo gobernador de Oaxaca

Oaxaca, México(Punto y Aparte).- Oaxaca no esta en paz porque los grupos caciquiles así lo quieren, los rumores de violencia crecen y todo hace suponer, que la intranquilidad y la zozobra volverán a apoderarse de la Verde Antequera, con el objetivo de poner en entredicho al gobierno de Gabino Cué. ¿Quién le apuesta a la violencia?, ¿Quién trastoca la paz?
El gobierno de la transición se lanzó en serio en cuanto a salud y el área blanca ha sumado resultados satisfactorios, incluso que sobrepasan objetivos establecidos. En la cobertura universal del Seguro Popular, el mandatario oaxaqueño, logrará atraer una bolsa de dinero que deberá de incrementarse conforme la afiliación y rea afiliación de usuarios cumpla con las etapas. En el Seguro Popular, Gabino Cué inteligentemente, designó a un funcionario con una intachable carrera en el servicio público, con la intención que los recursos se manejen de manera adecuada, por esa razón Salvador Monroy Rodríguez, tiene la encomienda de vigilar que el dinero que envía la federación se aplique de manera rigurosa y transparente, algo que en el anterior sexenio no se hacía. A través de este proyecto se trata de gobernar con austeridad y efectivamente. Sin embargo pocos lo reconocen. Un acierto que debió tener todo gobierno, hoy Gabino Cué lo hace realidad, redujo carga burocrática, logrando ahorro y desligando a la administración pública de los gastos innecesarios, esto lo ha enemistado con los grupos priístas que habían hecho de las oficinas públicas sus bolsas de trabajo y sus empresas particulares para designar a familiares y amigos a conveniencia.
Esta forma de gobierno, es la que ha generado rivalidad, entre el proyecto de Gabino y aquellos que pretendieron vivir toda la vida del gobierno de Oaxaca, no importando que para sus placenteros planes tuvieran que sangrar al pueblo.
Esa interrogante que hoy vivimos en Oaxaca, son los coletazos del dinosaurio priísta que se niega a morir y que en su moribundo trance, trata de quebrantar la unidad de los oaxaqueños y finiquitar su plan Maquiavélico, enfrentando a la administración con los diversas organizaciones. No hay torpeza en el gobierno de Gabino Cué, lo que pasa es que hay demasiada hambre en sus rivales priístas.
El gobierno del estado, tiene que resolver urgentemente, poniendo a buen recaudo a todos aquellos funcionarios corruptos de la administración pasada. Hay expedientes integrados ante instancias penales, pero eso no basta. El mandatario oaxaqueño tiene que actuar hábilmente para contra restar los efectos de la maniobra priísta, aplicando la justicia se tendrá que evitar que los grupos de poder le sigan causando daño a Oaxaca. La víbora anda herida, terminar lo que se inició con las auditorías será un alivió para que la alianza siga caminando y concrete su proyecto de gobierno y su plan de desarrollo sustentable.
Lo que se vive en Oaxaca con el magisterio no surge de la nada, ni se dio por mera coincidencia, es un plan elaborado desde antes de las elecciones donde ganó Gabino Cué. Ya se tenía planeado convulsionar el estado, ya se había diseñado un enfrentamiento con el magisterio, ¿como habría de ser?, hoy lo vemos, desgraciadamente las probabilidades nos dan la posibilidad de que Oaxaca continúe sumida en el atraso. La vileza de quienes tuvieron el poder hoy se demuestra. Si fueron capaces de desaparecer a luchadores sociales. Crear organismos fuera de la ley para cazar a sus adversarios. Volverse hasta la locura millonarios. Heredar puestos a sus socios. Reprimir al pueblo de Oaxaca, ¿porqué no destruir a un gobierno como el de Gabino Cué?, que es el ícono de las alianzas que en lo particular difiero, pero en fin esa es la democracia, eso es vivir dentro de lo que la mayoría quiere, el pueblo decidió, acatemos ese fallo con dignidad y valentía. Lo que vivimos los oaxaqueños no es torpeza del gobierno estatal. Sufrimos el embate de un plan meticulosamente elaborado por aquellos que piensan regresar del panteón de la historia política a seguir saqueando a Oaxaca. La verdad os hará libres. Saber la verdad permitirá que esos grupos no sigan creando expectativas de violencia en nuestro Oaxaca, estemos alertas, los grupos de poder en el PRI tienen más sorpresas preparadas.