jueves, enero 03, 2008

OAXACA ANTE UN AÑO
DE TENSIÓN Y VIOLENCIA

La represión llevada a cabo en el 2007 en contra de organizaciones públicas y clandestinas, ha comenzado a rendir sus frutos en el marco de la entrada del Tratado de Libre Comercio. Desde los primeros minutos del 2008, la entrada de productos agrícolas de Estados Unidos de Norteamérica a territorio mexicano, golpeará a quienes en un esfuerzo sobrehumano no podrán competir con la estrategia, al permitir que legumbres, leguminosas, frutas y leche sean introducidas sin aranceles.

Decíamos que las acciones en contra de organizaciones armadas, como el Ejército Popular Revolucionario ( EPR) por parte de grupos mixtos del Ejército Mexicano, Policía Federal, Estatal y los que podríamos llamar mercenarios, ha dado como resultado el repliegue de las fuerzas insurgentes, máxime cuando aún no se han encontrado a dos de sus combatientes: Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Cruz Sánchez, desaparecidos desde el 30 de mayo de 2007.

El silencio de la Comandancia General del EPR, la falta de signos dinámicos a su interior, ofrecen una premonición que pudiera ser la desarticulación de varias células, luego de una persecución como nunca se había dado, y que jamás se ha ofrecido en información a los medios de comunicación por parte de los gobiernos federales y estatales, es una estrategia que ha permitido que la Opinión Pública siga sin conocer a profundidad lo que sucede realmente en una lucha que ha tenido aristas diversas e insospechadas.

Llama la atención que a pesar de que es cada vez más evidente la formación de grupos especiales del Ejército Mexicano y Policía Federal, capacitados por soldados y oficiales estadounidenses, israelitas y franceses, el gobierno y la SEDENA sigan apostándole al respeto de los Derechos Humanos, ahora con una dirección al interior de las fuerzas castrenses, un ardid que existe para evitar que las denuncias en el futuro de violaciones a las garantías individuales tengan validez de opinión. Esto es una forma poca seria de evadir las responsabilidades, ya que la SEDENA es juez y parte en un tema tan complicado en México.

Habíamos dicho que uno de los errores del EPR había sido el atacar posiciones estratégicas de México, lo anterior permitió colocarlos en una lista negra en la que Estados Unidos tiene sumo interés. Más si recordamos que el país vecino tiene dentro de sus proyectos el vigilar todas las reservas de hidrocarburos que existan en territorio mexicano, ya que es una de sus opciones militares, el golpear el interés gringo le trajo consecuencias insospechadas a los guerrilleros del EPR, que hoy son proscritos por terrorismo, aunque Calderón intente negarlo.

Además del error garrafal de atentar en contra de PEMEX, la comandancia del EPR, con Tiburcio Cruz Sánchez a la cabeza, participó al interior de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), uno de los escaparates falsos que el gobierno colocó para que organizaciones armadas hicieran su aparición, fueran infiltradas, perseguidas y aniquiladas.

Es lo que se denomina “el plan trueno”, que consistió desde 2006 en lanzar cebos en anzuelos con careta popular y revolucionaria, permitiendo así que la infiltración no sólo haya llegado al PDPR-EPR, además otras organizaciones pudieran estar infectadas.

Junto con la participación del EPR y otros grupos en la APPO y el magisterio oaxaqueño, se sumó el apoyo indirecto que algunos guerrilleros dieron a López Obrador, en su posición sospechosa de lanzarse como Presidente Popular.

Una cuestión que deja miles de preguntas y la duda sigue siendo la misma, ¿ López Obrador trabaja para el gobierno? De ser así, la posibilidad que sectores del PRD manejen doble lenguaje es una gran posibilidad, no habría duda conociendo que en Oaxaca una familia y socios se apoderaron de ese partido político para usufructuar y negociar la democracia.

El 2008 trae una serie de posibilidades revolucionarias que siguen siendo parte activa en las protestas que se generarán en Oaxaca luego del incremento en la tarifa del Transporte Urbano, alza que afecta a los que menos tienen.El EPR sigue sin ofrecer información, y junto con ello se percibe una tranquilidad que presagia tormenta.

La presentación con vida de los dos desaparecidos sigue latente, aunque tanta paciencia se antoja a complicidad y pudiera reabrir la tesis en el sentido de que el EPR sufrió el acoso no del gobierno sino de familiares de una persona secuestrada por los guerrilleros, de ser verdad lo anterior , los dos combatientes aludidos como desaparecidos, estarían ya con el EPR, así como el secuestrado regresó con sus seres queridos.

Esto es una posibilidad que aunque parezca una descabellada, no deja de tener ciertos matices de verdad que deberían ser analizados más en forma por las autoridades.

Las opciones se acortan, lástima que de ser cierto este análisis sería un golpe maestro en contra de los grupos armados que suministran recursos a través del robo a bancos y secuestros, según han dicho las tarjetas informativas de las instituciones involucradas.

Una posibilidad que no extraña y que abre la posibilidad para que el EPR hubiera sido puesto en jaque.