miércoles, marzo 01, 2006




Juan José Díaz Bermúdez
EPR-ZEDILLO.-
Las declaraciones del exsecretario particular de Ernesto Zedillo Ponce de León, expresidente de México, rompen con los moldes que se tenían en cuanto a las acciones guerrilleras del Ejército Popular Revolucionario, grupo considerado por analistas como el principal representante de la insurgencia en este país. En primera se deja en entredicho el servicio de “ inteligencia” del Estado Mayor Presidencial, que no previó en aquella ocasión el supuesto atentado cometido presuntamente por un comando muy bien entrenado del EPR, de inició el grupo clandestino jamás reivindico la acción, que pudo haber sido lo que llaman un ajusticiamiento después de un juicio popular en la que estuvo implicada toda la estructura del EPR, si tomamos en cuenta que por el solo hecho de haber matado a la guardia especial de Zedillo tuvo que existir represiones por parte de los diversos comandos que forman el instituto castrense, no hay indicios de que se hubiera realizado acción alguna contra eperriistas , las fechas dadas Por Lievano Sáenz, no concuerdan con la historia que el EPR ha presentado.
Se habla que hace 10 años seria el atentado, hablamos de 1996 aproximadamente, quizás pocos días o unos cuantos meses del surgimiento del EPR en Aguas Blancas Guerrero ¿ Como un grupo que hace su aparición se compromete de inmediato acribillando al presidente y sus hijos?, es una idea descabellada, claro que no se desecha, pero es complicado pensar que recién salidos a la palestra un grupo como el EPR, que no tenia a decir del gobierno Federal una estructura sólida y que no seria importante tomarlos en cuenta, surge de manera intexpectiva, y de entrada muestra su carta de presentación con un ataque en el desierto de los Leones, a una pequeña cabaña que era utilizada por Zedillo y sus hijos y ultima a la escolta del Estado Mayor que custodiaba el lugar. Hablamos de varias unidades, ya que la logística que se maneja en el ejército mexicano así lo señala, cercan la zona y los perímetros de seguridad son extremos. Al Presidente que es el Comandante en Jefe de las fuerzas armadas se le brinda toda la protección necesaria, es decir, no se escatiman esfuerzos ni hombres con tal de dar cobertura de protección al mandatario y sus familiares.
Algo que no encaja de lo dicho por Lievano Sáenz es que en aquella ocasión, Zedillo no asistió por cuestiones familiares, siendo que no sabiendo esto los guerrilleros que presuntamente atacan y acribillan a quienes custodiaban la casa, ¿O sea que sin asegurar el blanco tiraron a matar, poniendo en peligro su misión y las ordenes que llevaban y que era la de asesinar al Presidente de México en ese entonces?, se hace sospechoso que así hubiera sido. Por si no sabia Lievano hay un manual de ética guerrillera, que es un compendio adecuado a México del Libro Rojo de Mao Tse Tung, seria bueno que lo leyera Lievano Sáenz. Es obvio que si no encontraron el objetivo por el que iban se retiraron tal como llegaron ¿Porque dar a conocer los planes o dejar oír sus pisadas sobre el tejado?
Los únicos que pueden negar o afirmar las aseveraciones van a ser los miembros del Ejército Popular Revolucionario. Hasta el momento no existe ni siquiera una sugerencia de que así hubiera sido, nunca se reivindico, tomando en cuenta también que hubiera sido una cacería sin precedente en contra de todos los luchadores sociales, sobre todo indígenas, como sucedió en la región de Loxicha, donde sin tener bases sólidas de la presencia de grupos armados, precisamente del EPR, se militarizo el lugar, se lleno de guardias blancas y represores como Lucio Blanco, hoy preso como un delincuente del fuero común, cuando las comunidades indias pedían era que a Lucio se le indagara y procesara sobre genocidio, al matar sin remordimiento a jefes de familia delante de sus hijos y esposas.
Hasta el momento el EPR se encuentra en silencio, no ha respondido al buscapiés que Lievano Sáenz hizo, que al parecer es un acto desesperado que hace el exfuncioanario para atraer incautos a la venta de su libro titulado “ La presidencia moderna”, pero que de forma irresponsable vuelve a poner el tema de la guerrilla sobre la mesa, precisamente cuando en Nueva York, uno de los más influyentes diarios que se editan en los estados, The New York Times, hace alusión de la participación del PRI en la guerra sucia que se realizo en contra de guerrilleros y luchadores sociales en la sierra de Guerrero.
Concuerda lo dicho por Sáenz, como tratando de atraer la atención a un tema que ya no es tan delicado, pero que si muestra que a el acceso a la información se hace necesario, ya que a diez años el pueblo de México se viene enterando, de lo que pudo haber sido y no fue, un hecho que hubiera partido en dos a México, ya que viniendo el país de una crisis, casi al termino del mandato de Zedillo, verse México envuelto en otro escándalo, se hubiera propiciado un parteaguas sin precedente en la historia. Años atrás el surgimiento del EZLN, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, la muerte de Ruiz Massieu, y otro magnicidio más, la economía mexicana no lo hubiera soportado.
Existen acciones que el EPR reivindico en 1995, 1996,1997, entre las que se incluye el ataque con morteros y misiles tierra, tierra a instalaciones militares del Colegio Militar en Popotla, en el Estado de México, otro caso es el acoso a patrullas policíacas también en el Estado de México, reivindican acciones de propaganda, así como el tiroteo a una instalación policíaca, todo esto en el marco de las acciones de propaganda revolucionaria.
Aunque se le podría dar el beneficio de la duda a Lievano Sáenz, sobre todo porque fue uno de los hombres que tuvo en sus manos información privilegiada sobre actos cometidos por la guerrilla mexicana.
Sin embargo hay que reconocer que Lievano podría no estar mintiendo, solo habla al azahar sin saber a que grupo se refiere. Hay que considerar que en 1996 en caso de que este sea el año, existían grupos dentro de la población guerrillera que se encontraban en proceso de incorporarse al EPR, que persistían en llamar la atención, sobre todo que intentaban dejar una muestra de lo que eran capaces.
Pero insisto, ni el EPR con su infraestructura, podría lanzarse a esa aventura que implicaba riesgos inimaginables, era como picar el avispero, a no ser que el ataque haya venido no del EPR sino de grupos de mercenarios que dentro del mismo PRI se encontraban, y que en el marco del surgimiento del EPR intentaban quitar de en medio a Zedillo, tomando en cuenta que había priístas que lo ligaban a la muerte de Colosio.
La mafia internacional si se atreve a liquidar a un presidente, lo hacen porque tienen la estructura, tienen recursos y las líneas de escape necesarias que permitan acceder a recursos ilimitados para cambiar sus rastros en el mundo.
Hablamos que los grupos guerrilleros no son grupos de la MAFIA, al contrario son luchadores con un fin político, no son asesinos, ni pistoleros a sueldo, persisten en su objetivo, responden si son atacados porque eso lo han repetido miles de veces en sus comunicados, y jamás han destacado una vocación criminal al asesinar a todo aquel cacique, explotador, casateniente o burgués que se lo merezca.
Hemos dicho, quienes tienen la ultima palabra son los eperristas quienes dirán SI o NO, a lo dicho por Lievano Sáenz, su respuesta cambiara el punto de vista que hay de los grupos guerrilleros, porque si se atrevieron en aquella ocasión, se pueden atrever una vez más y esto partiría la historia del EPR, en antes y después, porque demostrarían que tienen la estructura militar, la organización la logística y la disciplina para atacar de esa manera y pondrían a analizar a quienes lo hacen en el hecho de que al interior del EPR hay un grupo especial que puede realizar este tipo de acciones y que son personas entrenadas para misiones de alto riesgo, algo que sin duda ha puesto a pensar al ejército mexicano y las diversas corporaciones policíacas dejaría entrever incluso que el Presidente de la República es vulnerable a cualquier ataque de la guerrilla.
Buscando en los archivos se encontró una alerta en el sentido de que hace un año, por los meses de agosto- septiembre, se hablo de las amenazas que existían en contra de Fox por parte de un grupo armado, lo anterior permitió que el Estado Mayor Presidencial, institución que tiene a su cargo la seguridad del Presidente y de su familia, aumentaran la seguridad y el número de agentes para custodiar a Fox.
Más adelante vino la caída del helicóptero del entonces Secretario de Seguridad Pública, Ramón Huerta, que por cierto no se aclaró al cien por ciento, no vaya a ser que en diez años también digan que fue el EPR.
En una visita que haría el Presidente a Hidalgo, se suspendió esta por sugerencia del Estado Mayor, debido a la presencia que el EPR, tiene en ese estado, lo que hizo desistir a Vicente Fox para que viajara, algo que muchos aplaudieron y otros denostaron, ya que el gobierno priísta de Chong, había sugerido hasta el cansancio que no existía el EPR en su estado, idéntico a lo hecho por Diodoro Carrasco en Oaxaca en 1996 y secundado por su entonces Secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud.
¿Ese desistimiento de viajar de Fox al encuentro en regiones plagadas de guerrilleros del EPR, podría traducirse como la toma de pedidas precautorias por antecedentes como el vivido por el Estado Mayor en el desierto de los leones?
Otra de las luces que se arrojan sobre lo dicho por Lievano Sáenz, es el hecho de que en gobiernos priístas el acceso a la información se encontraba tan maniatada que ni un hecho de esa magnitud se podía saber, es decir, en caso de que aquellos que presuntamente intentaban asesinar a Zedillo lo hubieran logrado ¿Que se hubiera alegado, que habían sido los del EPR?
Lo Que llama la atención es que lo dicho por Sáenz, llega en el preciso momento cuando en los Estados Unidos se desato una critica severa en contra de los gobiernos priístas que de 1970- 1980, utilizaron “ terrorismo de Estado” en contra de luchadores sociales, guerrilleros y sus familiares.
Ignacio Carrillo, fiscal especial de delitos del pasado, aceptó que los documentos difundidos en los Estados Unidos, son oficiales y muy aparte de que es un delito el robo de estos, define la política que el gobierno mexicano de esos años utilizo como represión.
El 15 de abril Vicente Fox, dará a conocer el resultado de las investigaciones llevadas a cabo por la fiscalia, muy aparte de que será un golpe electoral en contra del PRI sin duda, el anunció tiene como objetivo dar a conocer los avances que existen para encontrar el pasado, poner al descubierto a los culpables de desapariciones y muerte de personas que se identificaron a la guerrilla.
Pareciera que viviremos momentos en los que algunos priístas van a tener que comparecer ante las autoridades una vez más, ya que no es posible que países como Chile, Argentina y Perú, lleven a la justicia a los expresidentes y México que se dice la cuna vitalicia de la Democracia no quiera por incumplimiento, solapamiento y complicidad del gobierno de Fox, de todas aquellas personas que estuvieron involucradas en la persecución de luchadores sociales, periodistas, guerrilleros y simpatizantes de diferentes movimientos entre 1970-80.
Las declaraciones de Liebano Sáenz, sin duda tendrán respuesta pronto, e incluso podrían ser contradictorias o reveladoras, sobre todo porque insisto, se hará una nueva historia de lo que es el EPR, un movimiento guerrillero que para el pueblo no tenia mayor riesgo para la seguridad del país, pero que al mostrarse, define estrategias que se van tejiendo en la posibilidad de un grupo sin precedentes en México.
Hasta el momento la respuesta del EPR no ha llegado, sin duda que todos esperan que se de pronto, de negarlo Sáenz quedara como el gran mentiroso, de aceptarlo el EPR, el antes y después llegara sin duda.
Aunque Liebano Sáenz no es el único mitote en el que se encuentra inmerso, existe presuntamente un correo electrónico que envió al empresario, Antonio Navalón, del grupo español PRISSA, que maneja W- Radio de Televisa y el diario el País, donde festina el triunfo de Andrés Manuel López Obrador el dos de julio. Lo anterior es una muestra sin duda de las diferencias que existen entre López Obrador, Zedillo y Carlos Salinas de Gortari.
Aunque el correo electrónico no se ha comprobado que sea autoría de Liebano Sáenz, hay quienes lo señalan como el que escribe lo que lo pone en tela de duda en el banquillo de los acusados y la posible alianza con el grupo PRISSA.
Para mayor información visita: http://www.puntoyaparteinforma.com.mx/
puntoyaparteoaxaca@gmail.com